Escúchenos en línea

Argentina cataloga de escalada militarista acciones británicas

Buenos Aires. Agencia PL. | 22 de Enero de 2012 a las 00:00
El canciller argentino, Héctor Timerman, calificó este domingo de escalada militarista las más recientes acciones del gobierno británico en torno al tema de las Islas Malvinas, ocupadas por ese país europeo desde 1833.
¿Para qué un Gobierno refuerza las posiciones militares y pone el tema dentro del Consejo de Seguridad Nacional?, se preguntó el titular de Relaciones Exteriores en entrevista telefónica concedida a Página 12 desde Guatemala, donde concluyó una gira por Centroamérica.
Tras acusar a la nación suramericana de colonialista por el reclamo de soberanía sobre ese territorio, el primer ministro británico, David Cameron, convocó el miércoles último al Consejo Nacional de Seguridad para abordar la situación en las islas.
Londres también ha incrementado la presencia militar en el Atlántico sur, particularmente tras las manifestaciones de apoyo hacia Buenos Aires de naciones y organismos regionales.
Por eso, Reino Unido merecía un llamado de atención por parte del mundo, subrayó, deben saber que entraron en un camino peligroso en el cual Argentina no quiere ni va a participar, advirtió el diplomático.
Timerman destacó la importancia de declaraciones como la adoptada por los Estados Partes del Mercosur y Estados Asociados el pasado 20 de diciembre, mediante la cual prohíben el arribo a sus puertos de buques que enarbolan la bandera ilegal de las Islas Malvinas.
Aclaró que Argentina no busca organizar un bloqueo a las islas, sino que sólo quiere contrarrestar el interés británico con un hecho jurídico que se opone a una medida de facto.
Acerca de la acusación del primer ministro británico sobre la posición "colonialista" de Argentina, recordó que la Organización de Naciones Unidas (ONU) no reconoce el derecho a la autodeterminación de los malvinenses.
"Para ese órgano internacional, son objeto de Derecho, pero no sujeto. Los únicos que pueden negociar, para la ONU, son Gran Bretaña y Argentina. Sólo los dos países, y no los isleños, pueden hablar como partes litigantes", subrayó.
El canciller señaló que este año su país impulsará en el Mercosur y en distintos foros la necesidad de proteger los recursos naturales y llamó a la unidad en la defensa de estos, ya sean renovables o no renovables.
Rechazó el hecho de que potencias militaristas abusen de los recursos naturales y dijo que, en ese sentido, Malvinas es un ejemplo.
No queremos que lo que ocurre allí en principio con el petróleo y la pesca, suceda en otro lugar de la región, enfatizó, para luego ratificar que esta nación suramericana seguirá insistiendo en la necesidad de negociar.
Argentina ya está sentada a la mesa de negociaciones. Que se sienten, por favor, los británicos, invitó.
A partir de la ocupación de Las Malvinas (Falklands, para Reino Unido), situadas a unas 400 millas marinas de la costa de esta nación austral, Argentina reclama la soberanía del archipiélago por considerar que tiene derechos geográficos, históricos y jurídicos sobre ese territorio.
En 1982 ambos países se enfrentaron en un conflicto bélico, tras el cual Reino Unido mantuvo su dominio sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

Descarga la aplicación

en google play en google play