Escúchenos en línea

Opción alternativa languidece en panorama electoral dominicano

Santo Domingo. Agencia PL. | 7 de Marzo de 2012 a las 00:00

A los partidos alternativos minoritarios dominicanos les faltó voluntad de unión y un programa de gobierno bien estructurado tras vencer el plazo para las alianzas, fijado por la Junta Central Electoral, aseguran este miércoles líderes políticos.

Para el periodista y dirigente del Movimiento Caamañista, Narciso Isa Conde, en el camino hacia los comicios del próximo 20 de mayo no se ha forjado una opción realmente alternativa que atraiga multitudes.

"No ha habido claros y precisos programas de acción, impugnadores del modelo neoliberal, que constituyeran un valladar a la partidocracia corrupta y rechazaran la subordinación del Estado dominicano a Estados Unidos", indicó.

En ese contexto, añadió, el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se dedican a comprar los votos de organizaciones minoritarias y de otro no tan pequeño, pero desmembrado como el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), cuyos dirigentes solo buscan garantizar sus cargos públicos en el próximo gobierno.

Plataformas mejor encaminadas como las del partido Dominicanos por el Cambio (Eduardo Estrella), Alianza País (Guillermo Moreno), el Frente Amplio (Julián Serulle) y Alianza por la Democracia (Max Puig) no lograron despegarse de sus egos presidenciales por separado para unirse en lo que pudo constituir un ejercicio de voluntad colectiva, consideró Isa Conde.

Insistió en que algunas veces denominados alternativos y otras emergentes, muchos no han logrado deshacerse de conductas políticas tradicionales, el individualismo, el respeto al orden institucional de una seudodemocracia, y el temor o desprecio a una estructura político-social que desborde sus limitadas fronteras de grupo.

Quedaron como reos, agregó, del conservadurismo en grados diversos, sin atreverse a romper amarras y navegar libres en el agitado y turbio mar de la política nacional: el Partido Demócrata Institucional (PDI), de Ismael Reyes, que se unió a la candidatura del PRD, el Partido Reformista Social Demócrata (PRSD), de Hatuey Decamps, y la Unión Demócrata Cristiana (UDC), la cual se fue con Danilo Medina-PLD, como se preveía.

Permanecen como independientes la APD, de Max Puig, el Frente Amplio de Julián Serulle que quedó estrecho y sin el necesario fuego para mover multitudes. Dominicanos por el Cambio de Eduardo Estrella se quedó estancado en el pasado, impedido de calar en el pueblo descontento.

Por último, según el periodista, Alianza País con Guillermo Moreno, quien brindando acciones realmente alternativas, apostó a ser cabeza de una suma partidista que ni emerge insumisa ni enfrenta lo existente.

Ahora las corrientes gravitacionales de los dos polos más fuertes se tragarán nuevamente las aspiraciones de 6,5 millones de votantes a los que tanto el PLD como el PRD le promete cambio, el primero seguro y el segundo "para todos", promesas que se diluyen rápidamente después del 16 de agosto, cuando asuma el próximo gobierno, puntalizó el dirigente caamañista.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play