Escúchenos en línea

Elogian Festival de Cine Político argentino

Buenos Aires. Agencia PL. | 27 de Marzo de 2012 a las 00:00

El joven productor cinematográfico peruano Fabricio Deza elogió este martes en esta capital el cuidado estético y el rigor de los filmes en concurso en el II Festival de Cine Político de Argentina, Ficip 2012.

Iniciativas como ésta escasean hoy en América Latina, dijo a Prensa Latina Deza, quien llegó aquí para presentar el documental Operación Diablo, producido por él y dirigido por la realizadora Stephanie Boyd.

La impresión que me llevo de esta segunda edición de Ficip es muy positiva: La propia programación del encuentro evidencia la mejor voluntad para exhibir obras que conmueven, denuncian y lo hacen, en la gran mayoría de los casos, con un nivel bastante alto de realización y un evidente cuidado estético, apuntó.

Egresado en el año 2008 de la Escuela Internacional de Cin de San Antonio de los Balos, en Cuba, Deza señaló además que festivales como éste confirman la necesidad de agrandar los lazos de trabajo y cooperación regional también en el ámbito cinematográfico.

Es muy diferente golpear una puerta con un dedo, que hacerlo con cinco y en un puño cerrado, graficó.

Deza participó además este martes en un encuentro de directores al cual concurrieron también el presidente del jurado internacional del Ficip, el venezolano Román Chalbaud; la directora costarricense Ishtar Yasin, el mexicano A. Fernández y el argentino Miguel Matos.

Chalbaud coincidió en elogiar la alta calidad de la muestra exhibida aquí ("el 90 por ciento de las películas son magníficas", apreció) y comentó aspectos de la actualidad del cine venezolano, que -dijo- mejora cada día más. Mencionó la creación en los últimos años de la productora Villa del Cine, la ampliación a 34 localidades de todo el país de la Cinemateca Nacional y la apertura de una escuela de cine en la Universidad de las Artes.

Por su parte, Fernández (director de "Príncipe azteca") señaló que si bien en México la producción cinematográfica creció notablemente en los últimos cuatros años, pasando de 25 a 70 películas al año, este salto no se aprecia en las salas.

La exhibición sigue siendo monopólica y hacia ahí es hacia donde tenemos que concentrar nuestros esfuerzos para ganar espacios y que la creación se vea reflejada en la pantalla, ahora dominada por la cinematografía estadounidense.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play