Escúchenos en línea

Celebran cincuentenario de la escuela cubana de ballet

La Habana. PL. | 6 de Abril de 2012 a las 00:00

La prima ballerina assoluta Alicia Alonso presidió la gala que el Ballet Nacional de Cuba (Bnc) tributó aquí a la escuela que ella misma fundara hace medio siglo junto con los hermanos Fernando y Alberto Alonso.

En el gran teatro habanero, alumnos, profesores y amantes de la danza se dieron cita la víspera para celebrar la labor tesonera de la Escuela Nacional de Ballet, devenida patrimonio cultural del pueblo cubano.

Con elocuentes palabras la primera bailarina del BNC Yanela Piñera felicitó al claustro que dirige Ramona de Zaa y manifestó su orgullo por haber surgido de una institución reconocida a nivel mundial.

En nombre del centro docente, la profesora Mirtha Hermida destacó cómo la escuela cubana se ha convertido en el referente paradigmático que la distingue de otras escuelas, estilos y latitudes geográficas.

Es un fenómeno estilístico del siglo 20, del que todo somos parte, aseveró para significar luego que también ha sido la forma idónea de dignificarnos culturalmente, con un sello auténtico e irrepetible.

Con el desfile previo de un grupo de egresados en la graduación número 50, el BNC ofreció la comedia-ballet La flauta mágica, versión coreográfica de Alonso sobre la obra homónima de Lev Ivanov.

Bailarines jóvenes y vigorosos, continuadores del legado de una generación que marcó pautas en la historia dancística cubana, lucieron sus mejores cualidades en el homenaje.

En cinco décadas la Escuela Nacional de Ballet ha graduado a miles de muchachos procedentes de distintos lugares del país, sin tener en cuenta su origen, sino el talento como principal divisa.

Su actual sede capitalina, ahora en proceso de restauración, fue entregada en 2001 por el líder de la Revolución, Fidel Castro.

En ella continúan trabajando con gran rigor docente en aras de la excelencia artística.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play