Escúchenos en línea

Fuga precipitó libertad de rehenes en Perú

Lima. PL. | 15 de Abril de 2012 a las 00:00
La fuga de tres de los 39 civiles secuestrados por un grupo armado fue decisiva para la libertad de los 36 restantes, según testimonios de los liberados en la región andina surcentral de Cusco.
 Los exrehenes, capturados el lunes último en la localidad de Kepashiato, dijeron a la prensa que tres de los cautivos lograron escapar en la madrugada de ayer en la espesura de la zona selvática de Kepashiato Alto.
Ante la fuga, los secuestradores dieron por seguro que los evadidos informarían a las tropas que los perseguían la ubicación exacta de los alzados y sus rehenes, ante lo cual decidieron deshacerse de estos, refieren los testimonios.
Las versiones citadas tienden a confirmar la versión oficial de que la libertad de los rehenes fue consecuencia de la presión de las fuerzas combinadas y que no hubo pago alguno de rescate ni negociaciones, que el gobierno rechazó desde un primer momento.
La empresa Transportadora de Gas del Perú, que opera un gasoducto en la zona, envió una carta de agradecimiento al ministro de Defensa, Alberto Otárola, por las acciones oficiales.
La misiva niega que la compañía hayan hecho concesión alguna a los alzados que secuestraron a técnicos de compañías que daban servicios al ducto, las que también negaron haber pagado por la libertad de los cautivos.
El primer ministro, Óscar Valdés, descartó que las empresas hayan pagado rescate, como sostienen diversos analistas a partir de la divulgación, el viernes, de una conversación por radio, presuntamente entre un alzado y un ejecutivo de una de las compañías.
En el diálogo, el primero exige una respuesta a sus exigencias -diez millones de dólares, pago de cupos mensuales y material explosivo- y el segundo pide hablar con algún rehén para confirmar la situación de los cautivos.
Los alzados forman parte de una fracción de remanentes del grupo armado Sendero Luminoso que opera aislada en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae), cerca de Kepashiato, lugar donde tomaron a los rehenes el lunes.

Descarga la aplicación

en google play en google play