Escúchenos en línea

Piden 50 años de cárcel para ex dictadores argentinos

Buenos Aires. PL. | 24 de Abril de 2012 a las 00:00

La fiscalía federal argentina pidió hoy martes pena máxima de 50 años de prisión "a cumplir en cárcel común" contra los exictadores involucrados en un plan sistemático de robo de bebés de 1976 a 1983.

El fiscal Martín Niklison requirió esa condena para el exmilitar y presidente de facto (1976-1981) Jorge Rafael Videla y para el exmilitar Reynaldo Bignone, con igual cargo de julio de 1982 a diciembre de 1983.

Al concluir su alegato en el juicio oral que se sigue aquí hace varias semanas por los secuestros y desapariciones de bebés nacidos en cautiverio, Niklison demandó igual pena para Jorge "El Tigre" Acosta, y los exalmirantes Oscar Franco y Antonio Vañek.

El representante del Ministerio Público pidió también que se investigue por posible complicidad y encubrimiento al excapellán de la Armada y titular del Vicariato Castrense, Alberto Emilio Graselli.

La fiscalía respaldó la solicitud de investigar al clérigo con "testimonios vertidos durante el juicio" que vinculan a Graselli con la sustracción de recién nacidos en una maternidad clandestina.

De igual forma reiteró su petición de investigar al Movimiento Familiar Cristiano, encargado de entregar a los bebés a los represores o a familias afines a la dictadura.

El fiscal pidió además 30 años de prisión para el excomandante de Institutos Militares, general Santiago Omar Riveros, quien tenía a su cargo la maternidad para embarazadas secuestradas por sus ideas políticas.

Para el médico Jorge Luis Magnaco, el prefecto Antonio Azic, Eduardo Ruffo, Antonio Gallo y Susana Colombo recabó condenas de 19, 25, 17, 25 y 14 años de prisión, respectivamente.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play