Escúchenos en línea

Representantes de 22 países debaten en Cuba sobre situación mundial

La Habana. PL. | 26 de Abril de 2012 a las 00:00

Más de 220 participantes de 22 países debaten aquí, desde hoy jueves hasta el sábado, sobre la situación mundial y su repercusión en la vida de las naciones, como parte del Seminario de Relaciones Internacionales ISRI 2012.


La cita, organizada cada dos años por el Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) de Cuba, cuenta con la presencia de ponentes de estados como Brasil, Venezuela, Argentina, Panamá, Guatemala, Estados Unidos, Serbia, México, Austria, Croacia y Rusia.

Con el tema central de Las relaciones internacionales en un mundo en cambio, el programa del evento establece el trabajo en nueve comisiones, cuyas discusiones se centrarán en la crisis del capitalismo, las migraciones humanas y las perspectivas de los procesos integracionistas, entre otros tópicos de interés.

Nidia Alfonso, miembro del Comité Organizador del evento, comentó a Prensa Latina que el foro está dirigido a investigadores y especialistas dedicados al estudio de las relaciones internacionales, ya sean politólogos, sociólogos, economistas, o de cualquier otra disciplina.

Resaltó además la existencia de una comisión dedicada al perfeccionamiento de la formación del profesional para las relaciones internacionales, así como otra destinada a la participación de estudiantes de diferentes universidades cubanas y extranjeras.

La conferencia inaugural del encuentro estuvo a cargo de Jorge Casals, rector ad interim del centro de altos estudios, el cual abordó el tema de Los clásicos del marxismo-leninismo y la crisis actual del capitalismo.

Durante su intervención, Casals manifestó que en el presente el mundo se encuentra ante una crisis teórica-conceptual, y aunque no es posible definir el momento exacto de su inicio, en todos los confines del planeta se buscan las formas de solucionarla.

Presidentes, políticos y funcionarios de organismos internacionales presentan la crisis como un fenómeno coyuntural y esporádico, cada país se ofrece como el más seguro y cada ministro se vanagloria de su economía, manifestó.

El académico consideró que es necesario cambiar el énfasis en el predominio del mercado y en la capacidad de autorregulación del sistema de las teorías neoliberales, pues aunque el neoliberalismo trajo crecimiento para los indicadores macroeconómicos, también provocó el aumento de las desigualdades.

De acuerdo con Casals, la crisis sistémica indica que, agotados todos sus mecanismos de adaptación, al capitalismo ya no le quedan más posibilidades.

Eso no significa, precisó, que se derrumbará de manera automática por la acumulación y sucesión de crisis, sino que la actual no es coyuntural ni cíclica, pues la continuación del desarrollo capitalista es incompatible con la sociedad y la naturaleza.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play