Escúchenos en línea

Vicepresidente se ofrece como mediador entre Santos y Uribe

Bogotá. Agencia EFE. | 6 de Agosto de 2012 a las 00:00

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, hizo este lunes su primera declaración pública tras la isquemia cerebral que sufrió en junio pasado y se ofreció a favorecer un diálogo entre el presidente Juan Manuel Santos y el exmandatario Álvaro Uribe para que zanjen sus diferencias.

"Un diálogo que conduzca a un acuerdo de unidad y de reconciliación nacional, el país lo está pidiendo a gritos, que haya un entendimiento entre estos dos líderes, y creo que donde podemos ayudar, debemos ayudar", señaló en una entrevista con la Emisora de la Policía Nacional.

Para ello, según el vicepresidente, se podría recurrir a la convocatoria de una asamblea constituyente, una iniciativa que lideran en el Congreso de la República los parlamentarios Juan Carlos Vélez y Miguel Gómez, ambos del Partido de la U.

"Lo que más quiero sobre este tema de la constituyente es que sea un mecanismo que permita en este momento un diálogo fraterno y sincero entre el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe, y que puedan ellos ponerse en pleno acuerdo de unidad y de reconciliación nacional", enfatizó.

Esta propuesta de Asamblea Nacional Constituyente, redactada por congresistas afines a Uribe, busca en principio reformar la administración de Justicia, iniciativa que el presidente Santos ha rechazado y que ha generado una gran polémica en las últimas semanas.

El respaldo de Garzón hacia ella suscitó críticas de la bancada liberal, que llegó incluso a pedir la dimisión del vicepresidente al entender que estaba haciéndole oposición al Gobierno del presidente Santos.

Las relaciones del actual mandatario con quien fue su antecesor y padrino político se han enrarecido en estos dos primeros años de Gobierno de Santos, debido al rechazo de Uribe a algunas de sus políticas, las cuales ha criticado duramente desde su cuenta de la red social Twitter.

Si bien Santos ha dicho en numerosas ocasiones que su deseo es no pelear con Uribe, las respuestas veladas a sus reproches se han multiplicado en los discursos de los últimos meses.

"Yo como vicepresidente de la República voy a ayudar en ese diálogo", insistió Garzón en las declaraciones que marcan su regreso formal a la política tras la isquemia cerebral que le mantuvo ingresado en un hospital de Bogotá durante 22 días y del que también se restableció en su casa.

Garzón estuvo internado desde el pasado 14 de junio, al parecer aquejado de una infección de próstata, pero tras unos días en la clínica se presentó la dolencia cerebrovascular en el mesencéfalo, punto que compromete varias funciones vitales, y de la que fue operado de urgencia.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play