Escúchenos en línea

Delegación Olímpica de Cuba reverdece laureles olímpicos en Londres-2012

Londres. Agencia PL. | 13 de Agosto de 2012 a las 00:00

Los campeones siempre vuelven, comentaba un colega brasileño en señal de admiración al referirse a la actuación de Cuba en los XXX Juegos Olímpicos de Londres-2012, de nuevo en el liderazgo de América Latina y el Caribe.

Ahora en el lugar 16 entre 204 delegaciones, por encima de la frescura de Jamaica con Usain Bolt y una banda de excelentes corredores en los dos sexos, y delante de Brasil, Colombia, México, Argentina y República Dominicana, por mencionar algunos.

Más allá de consideraciones financieras e intereses diversos, el mérito de países pequeños como Cuba, República Dominicana y varias islas del Caribe anglófono, trasciende porque remarca las cualidades y capacidad de entrega de sus deportistas.

El caso cubano, en un contexto internacional complejo y en ocasiones hostil, tiene ribetes de laureles reverdecidos. Aunque para hacer justicia, nunca perdió el lustre de los elegidos y con bastante sacrificio logró conservar su preminencia.

Un saldo de 14 medallas (cinco de oro, tres de plata y seis de bronce), con el retorno del boxeo al máximo escaño en el podio (Robeisy Ramírez y Roniel Iglesias), el ingreso de un tirador al firmamento (Leuris Pupo) y el encumbramiento de una judoca (Idalys Ortíz).

La leyenda de Mijain López al revalidar la corona olímpica en la lucha grecorromana alcanzada en Beijing y con tres títulos mundiales, junto a otras historias de figuras que estuvieron a un paso de la gloria, pero quedaron apenas en el umbral.

Detalles imprescindibles. Cuba fue asimismo por amplio margen puntero del continente americano, superado únicamente por Estados Unidos, cabeza del medallero (104), con China (87) y Gran Bretaña (64) en los lugares subsiguientes.

Jamaica quedó en la posición 18 (12 medallas, cuatro de cada color), en gran medida gracias a Usain Bolt, con su doble triple, como bautizaron en esta capital a su proeza repetida de tres preseas aureas (100, 200 y relevo 4x100 metros).

Bolt asumió el protagonismo de una leyenda viviente. Lo hizo sin faltar nunca a bromas y excentricidades, con un carisma que lo convirtió en una de las figuras más populares de las justas. Además, cerró con un sprint galáctico y récord mundial en la posta.

Yohan Blake, el portento del futuro, y la chica del momento en los 100 metros planos, Shelly Ann Fraser-Pryce, reina de la distancia de Beijing al igual que en Londres.

Brasil, el gigante suramericano, probó fuerzas en el encuentro londinense y no obtuvo los resultados que esperaba. Terminó en el peldaño 22 con 16 preseas (3-5-8) con reveses imprevistos en fútbol de las dos ramas, voleibol masculino y de playa.

En su trayecto para la organización de la próxima cita estival en Río de Janeiro-2016, los brasileños deberán crear bases más potentes para el salto cualitativo que les permita progresos tan poderosos como Gran Bretaña, ahora en tercer puesto del medallero.

Excepciones bienvenidas, la posta de Bahamas de los 4x400 metros, la corona dorada del granadino Kirani James en los 400 lisos, y el trinitario sorprendente ganador del lanzamiento de la jabalina, Keshorn Walcott, de 19 años.

Para los dominicanos, dos ovaciones muy sentidas. Félix Sánchez, a sus 35 años, casi en el olvido, regresó a los Juegos Olímpicos y rescató el oro que había saboreado en Atenas-2004 en los 400 metros con vallas.

Y un nombre para guardar, Luguelín Santos, 18 años, reflejo de esas anécdotas latinoamericanas del chico de familia muy humilde, que no tenía zapatillas para correr y muchas veces conoció el hambre. Hoy es subcampeón olímpico de los 400 metros planos.

México lindo y querido en el fútbol, con una memorable victoria sobre el favorito Brasil 2-1. No como en otras ocasiones, aunque el sabor de las mieles del deporte de las multitudes deja la sensación de que el Tri acaba de ganarse un espacio entre los grandes.

Los mexicanos se situaron en el escalón 39 con siete medallas (1-3-3), uno por debajo de Colombia con ocho (1-3-4) que se apoyó en el ciclismo para su performance, en especial el oro de Mariana Pajón en BMX, y plata de Rigoberto Urán en ruta.

Venezuela dio un chispazo con el oro del esgrimista Rubén Limardo, pero se quedó a mitad de camino y debió conformarse con el carril 50. Vale la pena subrayar que sólo 80 países o comités olímpicos nacionales (de 204) obtuvieron preseas aquí.

Sería injusto terminar sin la mención muy destacada al marchista Erick Barrondo, plata en la caminata de 20 kilómetros, para colocar así a Guatemala en el mapa de los Juegos Olímpicos, con su primera presea en la historia.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play