Escúchenos en línea

Persiste amenaza británica de meterse en embajada ecuatoriana

Caracas. Agencia AVN. | 21 de Agosto de 2012 a las 00:00

El presidente Rafael Correa advirtió que persiste la amenaza de intervención del Reino Unido en la Embajada de Ecuador en Londres para arrestar al australiano Julián Assange, fundador de Wikileaks.

"Lo dijeron por escrito. En todo caso el Reino Unido no se ha retractado, no ha pedido disculpas. Existe el peligro", precisó Correa este lunes durante una entrevista concedida al canal público Ecuador-TV, reportó Prensa Latina.

Ecuador mantiene que recibió una amenaza explícita de Londres cuando sus autoridades, en un informe enviado a la Cancillería, advirtieron con irrumpir en la sede diplomática, amparadas en una legislación interna.

En este sentido, el mandatario dijo que se reaccionará con firmeza, con la ley en la mano y el respeto al derecho internacional ante este hecho intolerable.

Asimismo, consideró que la intención del Reino Unido se configura como una violación de la soberanía y, además, una acción suicida porque la nación europea podría ser la más perjudicada.

"Sería suicida para el Reino Unido aplicar ese tipo de maniobra, porque podría volcarse contra ellos mismos de una manera nefasta para todos, especialmente para Londres", puntualizó Correa.

Manifestó que proseguirán las gestiones ecuatorianas en organismos internacionales, tras la condena unánime de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

En el caso de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyos cancilleres se reunirán el próximo 24 de agosto en Washington, Correa también espera el rechazo a las advertencias británicas a Quito.

Adelantó que apelarán a la solidaridad internacional y llegarán a instancias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aunque descartó que sea en la asamblea general por considerar que en esa reunión se pierde tiempo y existen otros niveles a los cuales es posible acudir, refirió la nota.

El mandatario ecuatoriano destacó que estas crisis sirven para que se consolide la patria grande latinoamericana, porque unen a sus pueblos de manera impresionante y eso ayuda a la integración.

También negó que Assange o Ecuador impidan la aplicación de la justicia sueca y agregó que se brindaron las facilidades en la legación diplomática para su declaración por presuntos delitos sexuales.

Correa afirmó que siempre han estado abiertos al diálogo, pero jamás negociaron la soberanía de Ecuador, por lo que la actitud británica fue de intransigencia y, sin embargo, ese país no extraditó a Augusto Pinochet (exdictador chileno) en su momento.

Agradeció los buenos oficios de cualquier nación, pero refirió que Ecuador y el Reino Unido son dos gobiernos responsables que pueden conversar directamente sobre el tema, agregó la nota.

Julián Assange permanece refugiado desde el pasado 19 de junio en la Embajada de Ecuador en Londres y se procura evitar su entrega a Suecia, pues está la amenaza de ser extraditado a Estados Unidos, el país más perjudicado por los cables de Wikileaks.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play