Escúchenos en línea

Expectativa por investigación a ex presidente argentino en juicio sobre coimas

Buenos Aires. Télam. | 25 de Agosto de 2012 a las 00:00

El juicio por el pago de sobornos en el Senado en el gobierno de Fernando de la Rúa continuará el martes con el final del interrogatorio al "arrepentido" Mario Pontaquarto y la expectativa por el inicio de indagatoria al ex presidente, juzgado por el delito de "cohecho".

El inicio del debate ante el Tribunal Oral Federal 3 se centró la semana pasada en la ratificación hecha por Pontaquarto de todas las declaraciones ante la Justicia, a lo largo de las cuales confesó haber sido el portador de 5 millones de pesos sacados de la SIDE para afrontar el pago de los sobornos reclamados por senadores justicialistas para aprobar la ley de Reforma Laboral en abril del 2000.

Durante dos días, Pontaquarto, ex secretario parlamentario de la Cámara alta y hombre de confianza del fallecido senador radical José Genoud, dio cuenta otra vez de todos los pasos dados hasta que se llegó al reparto del dinero en la casa del también ex senador Emilio Cantarero, quien no forma parte del juicio por padecer de Alzheimer.

Y aportó datos que no eran tan conocidos: como el hecho de haber cobrado durante un año tres mil pesos pagados por el ex titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado, Carlos Becerra, en una supuesta compensación por la reducción de su salario sufrida en el Congreso tras el estallido del escándalo del pago de sobornos.

Pontaquarto perdió el cargo de secretario parlamentario y se le bajó la categoría cuando un anónimo derivó en la apertura de la causa judicial, en momentos en que todavía se negaba la existencia del hecho y cuando faltaba mucho para su confesión en la justicia, concretada el 13 de diciembre de 2003.

Mientras De La Rua estuvo en el Gobierno, el hombre clave del caso esperó en vano que cumplieran con una promesa de darle un cargo diplomático en el exterior.

Desde el martes a las 10, Pontaquarto comenzará a responder más de un centenar de preguntas preparadas por las defensas de algunos de los acusados, ya que hasta el momento sólo fue interrogado por la Oficina Anticorrupción, la fiscalía de juicio y los abogados de De La Rúa y el también procesado ex titular de la SIDE Fernando de Santibañes.

Se espera que luego comience la indagatoria al ex presidente, que podría quedar postergada si se extiende por demás la declaración de Pontaquarto.

Según su relato, de los 5 millones de pesos entregados por De Santibañes, 700 mil fueron separados para un supuesto reparto entre Genoud y otro acusado sentado en el banquillo, el ex ministro de Trabajo de la Alianza, Alberto Flamarique, quien siempre negó rotundamente esas afirmaciones.

Por ello se espera que su defensa realice decenas de preguntas buscando contradicciones en los dichos del "arrepentido" al igual que la de los ex senadores Ricardo Branda, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Alberto Tell.

De La Rúa está procesado por "cohecho activo" aunque no se descarta que a la hora de los alegatos finales, previstos para dentro de seis meses, los querellantes intenten que la calificación se agrave y pase aconsiderarse "peculado", que tiene una pena de diez años de prisión contra los seis máximos del delito anterior.

Según lo ya anticipado en un escrito difundido por una consultora contratada por la defensa del ex presidente, la estrategia en su declaración -que se prevé se extenderá por varios días- será desacreditar a Pontaquarto de todas las maneras posibles e intentar probar que inventó una reunión en la Casa de Gobierno donde el mandatario habría dado su aval a lo pedido por los senadores.

Pontaquarto ya repitió ante los jueces Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo que ese encuentro existió y dio detalles sobre su desarrollo. 

 


Descarga la aplicación

en google play en google play