Escúchenos en línea

No hay elementos para invalidar elecciones presidenciales en México

Caracas. Telesur. | 31 de Agosto de 2012 a las 09:43

El Tribunal Electoral de México determinó que no existen elementos para invalidar la elección presidencial del pasado 1 de julio, tal como lo exigía el movimiento progresista encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Tras esta resolución del alto tribunal electoral, ahora sólo queda pendiente validar los comicios y publicar el cómputo final de votos, hecho que ratificaría el triunfo del candidato de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto.

El Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación de México (TEPJF) rechazó este jueves, por unanimidad, la impugnación presentada por la coalición del Movimiento Progresista para invalidar la elección presidencial realiza el pasado 1 de julio.

Tras esta resolución del alto tribunal electoral, ahora sólo queda pendiente validar los comicios y publicar el cómputo final de votos, hecho que ratificaría el triunfo presidencial del candidato de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto.

Según el Tribunal, las pruebas presentadas por el Movimiento Progresista para la "son infundadas y carecen de elementos suficientes para comprobar que hubo compra o coacción de votos a favor del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Peña Nieto".

Los agravios rechazados por la instancia electoral fueron los presuntos delitos electorales de "adquisición encubierta de propaganda en radio y televisión, uso propagandístico de las encuestas, financiamiento encubierto para la campaña, gastos excesivos en la campaña, y propaganda e intervención de los gobiernos federales y estatales".

De forma detallada, el secretario general de Acuerdos de la Sala Superior del TEPJF, Marco Antonio Zavala, expuso que en los casos Monex y Soriana no encontraron evidencias de su uso para la compra de votos, sino "sólo para apoyos a la estructura y militancia del PRI".

"En relación al supuesto financiamiento encubierto, paralelo, de origen desconocido o de procedencia ilícita, aunque sí se reconoce la distribución de tarjetas como la de Monex el proyecto señala que no hay pruebas de que el PRI las utilizó para fines ilícitos", explicó.

Asimismo, el documento elaborado por la Comisión Calificadora consideró infundada la adquisición encubierta de radio, televisión y medios impresos para tratar de posesionar a Peña Nieto.

También se declaró infundado el presunto uso indebido de tiempos en noticieros, porque "no es posible evidenciar un manejo irregular", el mismo argumento utilizado para el caso de la presunta propaganda encubierta en Radio Fórmula, Organización Editorial Mexicana (OEM) y la Revista Quién.

El proyecto tamién señala que algunas de las acusaciones son "dogmáticas" y destaca que también se declaró infundado el uso de encuestas como propaganda electoral y para la inducción del voto.

Respecto a los gastos excesivos en campaña y publicidad "se hace notar que los procedimientos de investigación no han concluido y, por lo tanto, no pueden servir para acreditar el fondo del agravio planteado".

Finalmente, sobre la presunta intervención de los gobiernos federal y estatales en el proceso electoral, indica que "se alega la intervención del presidente Felipe Calderón a través de un mensaje en Twitter y del titular de Hacienda con declaraciones en contra de un candidato al que no se mencionó", hechos que resultan insuficientes para validar la denuncia.

La coalición de izquierda que presentó la impuganación está integrada por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano.

El candidato de esta coalición, Andrés Manuel López Obrador, perdió las elecciones de julio pasado, luego que el escrutinio oficial diera ganador a Peña Nieto con el 38,21 por ciento de los votos, frente al 31,59 por ciento alcanzado por el aspirante de izquierda.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play