Escúchenos en línea

Hija de senador vocifera contra Evo en Bolivia

La Paz. Agencia EFE. | 4 de Septiembre de 2012 a las 11:55

La hija del senador opositor boliviano Roger Pinto, que este martes cumple 100 días asilado en la embajada de Brasil en La Paz, afirmó que el presidente Evo Morales es "prisionero de sus propios miedos y contradicciones" al negar el salvoconducto que requiere su padre para trasladarse al vecino país.

En una carta difundida el martes, Denise Pinto, de 22 años, lamentó que Morales pida "respeto a la soberanía de Ecuador" para que el australiano Julian Assange, que está asilado en la embajada ecuatoriana en Londres, pueda salir del Reino Unido y, por otra parte, "le niega la soberanía al Brasil para otorgar asilo" al senador Pinto.

"Mi padre está retenido y privado de libertad, pero el presidente es prisionero de sus propios miedos y contradicciones (...) Mi padre no puede ser libre porque denunció corrupción y narcotráfico. Al señor Assange lo acusan de delitos sexuales. ¿Quién puede entender tanta contradicción?", se cuestionó Denise Pinto.

La hija del parlamentario también se preguntó si el mandatario "le tiene más miedo" a ver salir libre a su padre para que continúe "su lucha en libertad" o "a permitirle salir del territorio de Bolivia, demostrando con ello que en su gobierno se violan derechos humanos y se persigue a quien piensa diferente".

Pinto se refugió en la embajada brasileña el 28 de mayo pasado, con el argumento de que era víctima de una "persecución política" por acusar de corrupción y connivencia con el narcotráfico al Gobierno de Morales, que ha rechazado tal denuncia.

El senador de la conservadora Convergencia Nacional alegó entonces que temía ser detenido por uno de los más de veinte juicios por acusaciones de corrupción que le han iniciado las autoridades, pero que él considera pretextos para perseguirlo políticamente.

Morales y otras autoridades han calificado la decisión de Brasil de dar asilo a Pinto de "equivocada" y "desatinada" e insisten en que no le darán el permiso de salida, pues alegan que no es un perseguido político sino un acusado de corrupción.

En la embajada, el parlamentario fue cambiado hace dos semanas de una habitación cercana a las oficinas a otra en la parte posterior del edificio donde está la legación.

En la nueva habitación, Pinto dispone de una cama, un escritorio, una nevera, una televisión y una computadora portátil, además de un pequeño espacio para hacer ejercicios y otro para recibir visitas de su hija Denise, amigos cercanos y legisladores de su partido.

La esposa del senador y otra de sus tres hijas ya están en Brasil, haciendo tramites para obtener refugio en ese país "porque organizaciones sociales afines al Gobierno han amenazado (con) tomar y quemar la vivienda" que tienen en la ciudad norteña de Cobija, denunció también Denise Pinto en su carta.

La muchacha, estudiante de abogacía, señaló que la situación de su padre muestra "la intolerancia y el desprecio a los más elementales valores del ser humano", pero a la vez les ha permitido conocer la generosidad del Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a quien agradeció por ese gesto.

Familiares y compañeros del senador en el Parlamento se reunieron el lunes por la noche en las puertas de la embajada y oraron para que Morales le otorgue el salvoconducto.

Desde que Morales llegó al poder en 2006, decenas de opositores se refugiaron o asilaron en Brasil, Perú, Paraguay, Estados Unidos y España alegando persecución, mientras que el Gobierno sostiene que se trata de personas que huyen de procesos de corrupción.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play