Escúchenos en línea

Al menos 22 bomberos lesionados y cinco detenidos por incendios en Ecuador

Quito. Agencia PL. | 11 de Septiembre de 2012 a las 18:00

Al menos 22 bomberos recibieron afectaciones derivadas de los incendios espontáneos y provocados en varias regiones de Ecuador, al tiempo que cinco personas fueron aprehendidas por la quema indiscriminada de bosques.

El fuego azota con fuerza a las provincias de Pichincha, El Oro y Azuay, fundamentalmente a causa de los vientos de la temporada y de una práctica ancestral de quemar amplios sectores para eliminar la hierba y luego sembrar.

Reportes de prensa precisan que las llamas destruyeron varias viviendas y han devastado el hábitat de varias especies en estos parajes afectados donde la fauna y la flora endémicas arrasadas tardarán años en recuperarse e incluso podrían perderse para siempre. Sajinos, conejos, venados, insectos y aves de distintas especies forman parte de las especies arrasadas en las montañas de Chilla, en la provincia de El Oro, donde unos 200 militares trabajan junto a los bomberos.

Carolina Beltrol, directora del Ministerio del Ambiente de es provincia, manifestó que en un recorrido el fin de semana por la zona del siniestro pudieron ver que conejos y venados corrían hacia la parte baja de los cerros.

Beltrol lamentó esta situación en la parte alta de la provincia, pues prácticamente todo el bosque de pino ha quedado reducido a cenizas, con daños irreparables para una gran parte del pulmón natural orense.

En la provincia de Azuay el panorama es similar, con la pérdida de unas 25 hectáreas, aunque con la particularidad de que las llamas se registran en la copa de los árboles, lo cual dificulta sofocarlas.

En Loja hasta ayer más de 200 hectáreas de bosque fueron consumidas por una línea de fuego de aproximadamente siete kilómetros, en el cantón Quilanga, de acuerdo con el diario El Telégrafo.

Las autoridades políticas y medioambientales ecuatorianas permanecen en alerta ante la proliferación de los incendios forestales en el país y el brote de sequía, aunque sin víctimas fatales hasta ahora.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos ha movilizado sus fuerzas para frenar la intensidad de las llamas que azotan a las provincias de Pichincha, Azuay y El Oro, donde se reportan más de dos mil incendios en su totalidad.

Según esa institución, los puntos más afectados son Quito, en Pichincha; Cuenca, en Azuay, y Chilla, en El Oro, donde fue necesario asignar hasta poco más de un centenar de bomberos de otras ciudades del país.

Quito también ha padecido los embates de la sequía actual con fuego en varios puntos que perduran por varios días.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play