Escúchenos en línea

Analizan contingencia por suspensión de pesca arrastre en Ecuador

Quito. PL. | 30 de Septiembre de 2012 a las 15:17

Los tripulantes de barcos dedicados a la pesca de arrastre en Ecuador analizan el plan de contingencia diseñado por el gobierno para enfrentar la suspensión de esa práctica desde diciembre de este año.

Las nuevas estrategias apuntan a que los pescadores busquen continuar sus faenas con otras artes de pesca para eliminar esta modalidad dañina para los ecosistemas marinos y el cambio climático.

El Viceministro de Agricultura, Acuacultura y Pesca, Guillermo Morán, dijo que lo que se elimina es el arrastre, no la flota pesquera.

De acuerdo con el vicetitular, la contingencia ofrece la posibilidad de cambiarse a la pesca de anguila, pesca polivalente, pesca blanca con merluza, atún barrilete y la pesca de bacalao de profundidad.

La otra opción que ofrece el plan es modificar la embarcación para hacer pesquería de pelágico de altura, de pelágico pequeño o de calamar gigante, aunque para ello es preciso cambiar el porte de la embarcación.

En el caso de quienes consideren transformar la nave marítima, tienen la posibilidad de darle de baja y que su valor pueda servir inicialmente de garantía con el crédito de Corporación Financiera Nacional para adquirir otra con las características adecuadas.

Está previsto, además, el otorgamiento de créditos del Banco Nacional de Fomento a los tripulantes de las embarcaciones rastreras interesados en ocuparse en la pesca artesanal para capturar langostinos con mallas, en lugar de los chinchorros.

Para el ordenamiento de la flota camaronera de arrastre, el Ministerio del Ambiente presentó un informe en el cual esta práctica se considera no amigable para el ecosistema marino, porque no es selectiva y causa impactos en los fondos oceánicos.

Esta ocupación consiste fundamentalmente en el empleo de una red que sacude el fondo del mar capturando el camarón que allí habita, la cual se mantiene abierta y atrapa en su interior todo lo que encuentra durante el recorrido.

En el caso ecuatoriano, la flota rastrera industrial está compuesta de 156 barcos, de los cuales 120 se dedican a la captura de langostino y 36 al camarón pomada.

En Ecuador el arte de pesca de langostino por barrido fue regulado en el 2007 y hubo disposiciones explícitas para que realicen sus faenas fuera de las ocho millas, pues esta área es exclusiva para la extracción artesanal.

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), de continuar esta actividad, para el 2048 en la mayoría de los océanos se habrían agotado las especies marinas, además de acelerar el cambio climático al destruir los fondos.


Descarga la aplicación

en google play en google play