Escúchenos en línea

Procesarán a red de policías chilenos vinculada al narcotráfico

Santiago de Chile. PL. | 18 de Octubre de 2012 a las 15:00

Una decena de agentes policiales chilenos fueron instruidos de cargos este jueves, acusados de más de un centenar de delitos por vínculos con el narcotráfico.

Los 10 efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) y cuatro civiles son encausados por 123 delitos, cometidos en 13 hechos, según informaron fuentes judiciales.

El Gobierno reclamó este jueves que la ley actúe con el mayor rigor para sancionarlos.

"En un tema tan grave como la lucha contra el narcotráfico, obviamente pedimos el mayor rigor de la ley", expresó el vocero gubernamental Andrés Chadwick, quien la víspera dijo "no nos apuremos en pedir salidas ni exigir responsabilidades. Este es un caso que está llevando el Ministerio Público".

El escándalo estalló luego de que la fiscal Solange Huerta presentara evidencias que implicaban a los funcionarios y a los civiles como autores de los delitos de omisión de denuncia (de acuerdo con la Ley de Drogas), allanamientos y detenciones ilegales, así como suministrar antecedentes falsos a la investigación.

Los acusados son los subcomisarios, Godfrey Gamboa, José Marquez y Claudio Quezada; los detectives Fabián Arévalo, Bruno Medina y Juvenal Pérez, los subinspectores Daniel Urrutia y Raúl Álvarez; el inspector Kurt Bornic y el asistente policial Sebastián Álvarez. Las identidades de los civiles no fueron reveladas.

Estos últimos, según trascendió, actuaban como informantes de los agentes, quienes con los datos que recibían decomisaban drogas y extorsionaban a narcotraficantes.

Se presentarán como evidencias grabaciones telefónicas y declaraciones de algunos narcos, que fueron objeto de torturas, golpizas y otros abusos durante la incautación de los estupefacientes.

El fiscal de la zona Occidente, Emiliano Arias, solicitó prisión preventiva de los 10 detectives por considerarlos un peligro para la seguridad de la sociedad y de las víctimas.

Alfredo Espinosa, jefe nacional de Asuntos Públicos de la PDI, dijo este miércoles que no se atrevía a hablar de una red de corrupción en la institución e hizo un llamado a la calma.

"Los controles externos de la Policía de Investigaciones están siendo constantemente evaluados y mejorados justamente para evitar que se puedan generar conductas alejadas de los Códigos de Ética que rigen a un detective", alegó el funcionario.


Descarga la aplicación

en google play en google play