Escúchenos en línea

Militares colombianos vinculados en genocidio contra Unión Patriótica

Bogotá. PL. | 16 de Diciembre de 2012 a las 12:27

El Tribunal Superior de Bogotá, que declaró genocidio los asesinatos perpetrados contra miembros del partido Unión Patriótica (UP), logró establecer la complicidad de elementos de la fuerza pública y policía colombianos en esos hechos.

A ese veredicto llegó, tras estudiar las pruebas presentadas por la Fiscalía, lo cual registró en su dictamen, recién difundido aquí, en el que señala a esos crímenes como parte de un plan sistemático y centralizado para destruir total o parcialmente a un grupo humano por razones políticas.

La decisión del fallo se corresponde con la sentencia de un magistrado de Justicia y Paz, quien durante una audiencia interrogó a un exparamilitar que confesó su participación en más de 100 asesinatos, entre ellos el de más de 10 miembros de este movimiento político.

El representante a la Cámara Iván Cepeda -cuyo padre Manuel Cepeda fue una de las víctimas- calificó de trascendente el dictamen.

"Una acción de esa naturaleza no se comete por funcionarios de segundo orden, son personas que han estado en la cúspide del poder, de alto rango en las fuerzas militares y de policía, de sectores muy poderosos de la sociedad colombiana", manifestó.

Es la primera vez, además, que una instancia judicial señala de manera nítida que lo perpetrado contra los miembros y dirigentes de Unión Patriótica y el Partido Comunista en Colombia, en los años 90 del pasado siglo, fue un verdadero genocidio, subrayó, lo cual abre las puertas a nuevas y más profundas investigaciones.

Sebastián González, uno de los sobrevivientes de la UP -a quienes el Consejo Nacional de Electores les negó en 2002 personería jurídica- dijo a Prensa Latina que el genocidio desencadenado en los años 1993 y 1994 incluyó el asesinato de más de 10 mil miembros de la UP.

El plan abarcó también, paralelamente a las masacres y magnicidios, amenazas, exilios y encarcelamientos, precisó.

Añadió que, junto a un grupo de colombianos, entre ellos el expresidente de la Corte Constitucional y excandidato presidencial, Jaime Araujo, y los profesores universitarios Jeritza Merchan y Jorge Salcedo continúan luchando en la denuncia de esos crímenes para que sus autores y materiales sean castigados y no queden en la impunidad.

No queremos que pase lo mismo que en épocas anteriores, como cuando el asesinato del líder Jorge Eliécer Gaytán, comentó.

El expresidente Andrés Pastrana reconoció en agosto del presente año que lo cometido con la UP fue un genocidio, en carta enviada a la magistrada Susana Buitrago, del Consejo de Estado.

La Unión Patriótica nació en 1984 como resultado de los acuerdos de paz entre el gobierno de Belisario Betancur y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.


Descarga la aplicación

en google play en google play