Escúchenos en línea

Lluvias afectan a 1.362 familias en Bolivia

La Paz. ABI. | 25 de Diciembre de 2012 a las 12:11

El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, informó que entre noviembre y diciembre al menos 1.362 familias fueron afectadas por las riadas, granizadas, deslizamientos, desbordes e inundaciones que se registraron en diferentes regiones del país, particularmente en los departamentos de La Paz, Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija y Chuquisaca.

Según el Observatorio Nacional de Desastres OND-SINAGER, los eventos adversos más frecuentes fueron las riadas, que afectaron a más de mil familias, y provocaron la muerte de 8 personas, mientras las inundaciones, desbordes y granizadas afectaron a 300 familias.

Defensa Civil explicó que los eventos adversos dañaron más de 100 viviendas y una cantidad de hectáreas aún no precisadas, provocando la pérdida de cultivos agrícolas.

Cabrera informó que Defensa Civil implementa el Plan Nacional de Contingencias por Inundaciones, riadas, deslizamientos y granizadas, que prevé un monitoreo permanente de las variaciones climáticas y niveles de agua de los principales ríos en todo el territorio nacional, según un boletín institucional.

Por otra parte, a través de las Unidades Departamentales y Regionales, Defensa Civil prevé la atención a las familias afectadas a través de la movilización de recursos humanos y técnicos, con un presupuesto de 19,5 millones de bolivianos, de los cuales, 14,5 millones están destinados para ayuda humanitaria y 5 millones para la recuperación post-desastre de los medios de vida de las familias afectadas.

El plan establece también una serie de recomendaciones para la prevención y preparación en los diferentes municipios, sobre todo con relación a las formas de organización y asistencia a las familias damnificadas.

Después de un monitoreo constante a los ríos, Defensa Civil estableció el incremento de las aguas, particularmente en el río Beni que fue declarado en "alerta naranja" por la crecida de entre 3.63 y 3.75 metros Bajo Nivel Barranco, a la altura de las estaciones de Riberalta y Cachuela Esperanza. En esa situación también se encuentran los ríos Ichilo e Ibare.

Por su parte, el SENAMHI pronosticó para los próximos días lluvias y tormentas eléctricas, sobre todo en la región del altiplano, el Chaco y parte de la región amazónica.

En esa línea, Defensa Civil instó a los gobiernos municipales y departamentales para asumir y encarar medidas de prevención y respuesta para mitigar el riesgo de desastre y preservar el bienestar y los medios de vida de las familias afectadas por los eventos adversos.


Descarga la aplicación

en google play en google play