Escúchenos en línea

Congreso colombiano intenta proponer soluciones para detener paro cafetero

Bogotá. PL. | 28 de Febrero de 2013 a las 15:54

Tras una reunión entre parlamentarios de las zonas cafeteras y varios ministros, la comisión de seguimiento a la crisis de ese sector propuso destinar un punto del impuesto del gravamen financiero del cuatro por mil para paliar la situación extrema de los caficultores.

Unido a ello se propuso girar con la mayor prontitud posible los 350 millones de pesos colombianos previstos para la agricultura, al amparo de la polémica reforma tributaria, y otorgar prioridad a los productores del grano.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, pidió al Ministerio de Hacienda flexibilizar sus posiciones y sentarse a discutir directamente con los caficultores, y no con la Federación, en la cual no se sienten representados.

Aunque el presidente del Senado, Roy Barreras, sostuvo hoy que ese ente gubernamental nunca ha estado ni estará ajeno a la problemática cafetera, los caficultores en paro manifestaron que tuvieron que recurrir a las actuales movilizaciones y marchas para que el Estado prestara atención a sus demandas.

Por su parte, el senador Juan Carlos Vélez culpó al Gobierno de la huelga, por haber desatendido las demandas de productores del grano y no darles una respuesta a tiempo y de modo oportuno.

En declaraciones recientes a la revista Semana, el representante a la Cámara por el Partido Polo Democrático, Jorge Robledo, recordó cómo integrantes del Movimiento de la Dignidad Cafetera colmaron la Plaza Bolívar, de esta capital, en agosto de 2012, con 30 mil personas reclamando la atención de las instancias estatales a sus demandas.

Dos meses después realizaron jornadas de protesta en distintas regiones del país y enviaron una carta al presidente Juan Manuel Santos, sin recibir respuesta alguna. En noviembre, añadió, viajaron a Bogotá y plantearon sus exigencias en la Federación Nacional de Cafeteros, que les prestó oídos sordos.

En esta ocasión, el Gobierno, añadió Robledo, solo dijo que se reuniría con ellos un día antes de comenzar el paro, "con el claro propósito de sabotearlo" y su primera reacción ante las marchas actuales fue reprimirlas ferozmente, subrayó.


Descarga la aplicación

en google play en google play