Escúchenos en línea

FARC niegan amenazas a líderes sindicales en Colombia

Bogotá. Agencias | 3 de Junio de 2013 a las 11:26

El secretariado central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) negó haber amenazado a líderes sociales y sindicalistas, tal como les acusa el Gobierno por un un panfleto atribuido a ellos, y señaló que darle credibilidad a documento apócrifos no muestra "disposición sincera" para hallar la paz en el país.

A través de un comunicado oficial publicado en su blog y firmado por el alto mando, el grupo insurgente dejó claro que "no es política de las FARC-EP amenazar, mucho menos a dirigentes sociales y sindicales".

En ese sentido, aseguran que ningún bloque o columna rebelde ha lanzado amenazas de muerte contra el sindicalista Julio Roberto Gómez, ni contra otro integrante de la Central General de Trabajadores.

Asimismo, el documento expone que "darle credibilidad a un panfleto apócrifo no muestra disposición sincera a recorrer los difíciles caminos de la construcción de acuerdos para encontrar una salida diferente a la guerra".

Por ello, sostienen que el panfleto que terminó en manos del presidente, Juan Manuel Santos, y atribuido al frente "Antonio Nariño", "no es más que una invención" de sectores que quieren sembrar "cizaña para generar ruido mediático en beneficio de sus intereses mezquinos".

"Rechazamos rotunda y enfáticamente tal acusación (...) Siguen su accionar los enemigos ya no agazapados sino desembozados contra la paz", denuncia el grupo.

"Cosa distinta -prosigue el texto- es que dicho dirigente (Gómez) esté cada día más desacreditado frente a la clase obrera, que ve en él a una expresión vergonzosa del sindicalismo corporativista y esquirol que tanto daño ha hecho y hace a los trabajadores de nuestra patria".

Las FARC aprovecharon la oportunidad para recordar que "quien asesina sindicalistas en Colombia es el militarismo y el paramilitarismo oficial que practica la guerra sucia".

"La clase obrera y el pueblo en general sabe que en las FARC-EP tienen pleno respaldo para sus luchas encaminadas al logro del anhelo de las mayorías: la Paz democrática con dignidad y justicia social", concluye el comunicado.

Horas antes de publicar el texto, el presidenta Santos leyó una copia de un presunto texto de las FARC que declaraba objetivo militar a un grupo de sindicalistas. "Donde llegue a ser cierto esto y lo ejecuten, podría poner en peligro el proceso de paz, porque eso sería absoluta y totalmente inaceptable", advirtió Santos.

Aunque el Mandatario sostuvo que quería "creer" que ese material es "un apócrifo" y que "no es de las FARC", añadió que no sería comprensible que los rebeldes actuarán así y menos contra quienes "están luchando por los derechos de los trabajadores".

El Gobierno colombiano y las FARC adelantan negociaciones para lograr un acuerdo de paz que ponga fin al conflicto armado que sacude al país desde hace más de medio siglo.


Descarga la aplicación

en google play en google play