Inicia en Chile búsqueda del posible asesino de Pablo Neruda

Londres. The independent | 4 de Junio de 2013 a las 10:30

Policía inicia búsqueda del posible asesino de Pablo Neruda

Londres. The independent

Ha comenzado la cacería del sospechoso de asesinar a uno de los poetas más célebres de Sudamérica, cuatro décadas después de su muerte, atribuida en un principio al cáncer.

El premio Nobel Pablo Neruda, descrito como "el más grande poeta del siglo XX" y conocido sobre todo por sus obras románticas, murió el 23 de septiembre de 1973, luego de una lucha contra el cáncer de próstata. Ahora fiscales afirman que fue asesinado por órdenes del dictador chileno Augusto Pinochet.

Neruda era miembro del Partido Comunista y tuvo un cargo diplomático en el gobierno del presidente Salvador Allende. Su muerte, a los 69 años de edad, ocurrió 12 días después del golpe militar con el que Pinochet arrebató el poder.

En los 17 años de la dictadura pinochetista más de 3 mil personas desaparecieron, y el régimen fue acusado de servirse de escuadrones de la muerte para aniquilar a sus opositores.

En abril pasado se dio a conocer la sensacional noticia de que el cuerpo del poeta sería exhumado de su sitio de reposo final, en su casa en Isla Negra, debido a crecientes sospechas de que fue envenenado. Las acusaciones sugieren que fue asesinado en la misma clínica donde se atendía del cáncer.

El domingo, un juez emitió una orden para que la policía rastree al hombre que según los fiscales pudo haber envenenado a Neruda. El abogado Eduardo Contreras dijo que se ha encontrado nueva evidencia, aparte de las afirmaciones del chofer de Neruda, quien sostuvo que el poeta fue "silenciado" por el régimen.

El médico Sergio Draper afirma que un doctor de apellido Price estaba con Neruda. No hay registro de un doctor Price en los archivos del hospital, y el doctor Draper dijo que nunca lo volvió a ver después de dejarlo con Neruda.

El fiscal cree que un hecho importante es que ese desconocido, quienquiera que fuese, "fue el hombre que dio la orden de aplicar la inyección" que pudo haber matado a Neruda. La descripción de Price como alto, rubio y de ojos azules coincide con la de Michael Townley, un agente doble de la CIA que colaboró con la policía secreta chilena durante la dictadura.

Townley fue puesto en el programa de protección de testigos luego de admitir haber dado muerte a críticos del dictador chileno en Washington y Buenos Aires.

El cuerpo de Neruda sigue sometido a exámenes por científicos forenses chilenos e internacionales para descubrir si hay pruebas de homicidio.

Patricio Bustos Streeter, director del Servicio Forense Chileno, declaró a la revista científica Nature: "La presencia de metástasis ósea del cáncer de próstata confirmaría un estado avanzado de la enfermedad. Por otro lado, se podrían encontrar huellas de tóxicos en la parte esponjosa del hueso que albergaba la espina dorsal".

Añadió que el problema era la falta de registros médicos que dieran detalles de los medicamentos que tomaba el poeta para la enfermedad, para distinguirlos de posibles venenos. "Pero tenemos la ventaja de que hace décadas no existían varias técnicas para disfrazar tóxicos en el organismo".

El juez Mario Carroza ordenó exhumar el cuerpo como parte de la investigación, que está en curso desde 2011.

Las pesquisas comenzaron después que Manuel Araya, quien fue chofer de Neruda, sostuvo que el poeta fue envenenado por agentes al servicio de Pinochet. Dijo que pocas horas antes de morir el poeta recibió una inyección no programada y que luego lo llamó para decirle que se sentía mal. El Partido Comunista Chileno sostuvo que no había mostrado síntomas asociados con una fase avanzada del cáncer.

Neruda había planeado partir al exilio en México después del golpe militar, y hacer campaña desde allí contra el régimen. Su chofer cree que el dictador quiso silenciar una poderosa voz opositora.

El poeta fue enterrado junto a su esposa, Matilde Urrutia, en el jardín de su casa de Isla Negra. Su viuda, quien falleció en 1985, afirmó que no murió de cáncer, aunque no llegó al punto de declarar que hubiese sido asesinado. Los deudos sostienen que lo mató el cáncer, pero colaboran con la investigación.

El poeta nació en 1904 y su nombre era Neftalí Ricardo Reyes Basoalto. Empezó a usar el seudónimo Pablo Neruda para no romper con su familia, que no estaba de acuerdo en que se dedicara a la poesía. Vendió todas sus posesiones para financiar la publicación de su primer libro, Crepusculario. Un año después su segundo libro, Veinte poemas de amor y una canción desesperada, lo llevó a la fama. En 1971 obtuvo el Premio Nobel de Literatura; el novelista Gabriel García Márquez lo ha llamado "el poeta más grande del siglo XX en cualquier idioma". Millones tuvieron su primer conocimiento de él por la película Il Postino, que recibió cinco postulaciones al Óscar y ganó uno.