Escúchenos en línea

Autoridades bolivianas evalúan control de meningitis en penal de San Pedro

La Paz. Agencia PL. | 6 de Junio de 2013 a las 10:52

Personal médico y autoridades bolivianos verificarán este jueves el control sanitario en el famoso penal de San Pedro, tras un brote de meningitis con un saldo de dos muertos, entre ellos un menor.

De acuerdo con el jefe de la Unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud, René Barrientos, el equipo realizará una inspección para determinar si el brote de la enfermedad fue controlado o si hay más infectados.

"Estamos diez días sin la presencia de ningún otro caso y es en ese tiempo en el que se incuba el virus; esperaremos hasta hoy; si no se presenta ningún enfermo, estaríamos cerrando el brote", afirmó.

Barrientos señaló que bastará la detección de un enfermo en los próximos días para dar curso al plan de transferencia de los cerca de 250 niños que habitan en esa penitenciaría junto a sus padres presos.

El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, informó que tras una reunión con la Gobernación y la Alcaldía de La Paz, el Colegio Departamental de Médicos y la Organización Mundial de la Salud se decidió realizar una limpieza a fondo del lugar, de higienización, y limitar las visitas.

Dos personas murieron y otras dos aún se recuperan de un brote de meningitis en esa cárcel, la más grande de Bolivia, lo que obligó a las autoridades a declarar su cierre en un futuro cercano.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, anunció que el viejo penal será vendido y se procederá a la construcción de una nueva prisión en las afueras de esta capital.

"San Pedro no da más, no tiene condiciones. Entonces la idea es que su infraestructura pueda ser vendida al Ministerio de Economía para que ahí pueda desplegarse una construcción para la administración pública", dijo.

La cárcel de San Pedro es famosa en Bolivia por el tipo de vida que llevan en ella los presos, muchos de los cuales conviven con sus esposas e hijos, tienen todo tipo de comodidades y algunos poseen tiendas pequeñas e, incluso, comercios, restaurantes, salones de billar y cantinas.

Actualmente, la prisión alberga cerca de mil 500 reos, más los familiares o turistas que se hospedan en un hotel en su interior.


Descarga la aplicación

en google play en google play