Escúchenos en línea

Gobierno brasileño sigue tomando medidas para evitar caída del real

Río de Janeiro. Agencias. | 13 de Junio de 2013 a las 10:56

Brasil suspendió este jueves el Impuesto sobre las Operaciones Financieras (IOF) aplicado a la venta de dólares, la segunda medida en menos de una semana para tratar de contener la depreciación del real frente la moneda estadounidense, divisa que alcanzó en la jornada el mayor valor de los últimos cuatro años.

El impuesto, que estaba en el 1 por ciento desde septiembre de 2011 y aplicado sobre la venta de dólares en el mercado futuro, fue suspendido hasta una nueva determinación, de acuerdo al ministro de Hacienda, Guido Mantega, después de que el dólar alcanzó un valor de 2,15 reales en el cambio comercial.

"Ante esta situación de acomodación del mercado cambiario en todo el planeta no tiene sentido mantener barreras y penalizar las posiciones vendidas en el mercado futuro con una tasa del 1 por ciento", justificó Mantega en Brasilia (capital).

El pasado 4 de junio, por el mismo escenario de devaluación del real, el Gobierno rebajó del 6 por ciento al cero por ciento el IOF cobrado a las aplicaciones de renta fija de los extranjeros en el país.

En los últimos días, el Banco Central intensificó sus movimientos de compra-venta de moneda extranjera en el exterior para evitar la disparada del precio del dólar.

Mantega dijo que, para apoyar esas iniciativas, el Gobierno estaba comprometido a alcanzar sus metas de ahorro fiscal -ya reducidas- este año, aun si eso implicaba hacer recortes al gasto.

El Gobierno recortó su meta de superávit primario para 2013 a un 2,3 por ciento desde un 3,1 por ciento del producto interno bruto (PIB). La medida se tomó luego de una caída en los ingresos, causada por la baja en la recaudación tributaria y por los incentivos fiscales para las empresas locales.

La mayoría de los economistas anticipa un superávit primario inferior al 1 por ciento del PIB para el año. "Lograremos un superávit primario de un 2,3 por ciento (...), es una meta firme del Gobierno", dijo Mantega en la entrevista.

La semana pasada, Standard & Poor's rebajó su panorama para la nota de Brasil a "negativo" desde "estable", citando el deterioro de los fundamentos presupuestarios y un crecimiento lento, que podría afectar la capacidad del país de pagar su deuda.


Descarga la aplicación

en google play en google play