Escúchenos en línea

Siete heridos por manifestaciones en Río de Janeiro

Río Janeiro. Agencias. | 20 de Junio de 2013 a las 20:16

Los ciudadanos de las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y Brasilia, continuaron este jueves manifestando en las calles para pedir mejoras en los servicios públicos. Mientras tanto, la presidenta Dilma Rousseff, dijo estar abierta a las solicitudes de estos grupos.

La ola de protestas pacíficas en Brasil que se dieron esta tarde en contra del alza de los precios en el servicio de transporte público continúa pese a la revocación de la medida por los gobiernos municipales, dejando un saldo de por lo menos siete heridos en la ciudad de Río de Janeiro.

En Río de Janeiro, la periodista Thiare Valenzuela informó que se reportan hasta los momentos una cifra de siete heridos y un periodista afectado por la represión policial de la municipalidad a las manifestaciones que dejaron de ser pacíficas.

Valenzuela explicó que el Gobierno Federal "no tiene ningún tipo de inherencia en cuanto a las decisiones de aumento o no de los servicios públicos", sino que se trata de una decisión de los gobiernos municipales, que ya revocaron la medida de incrementar el precio en la tarifa de los boletos de transporte.

Pese a la suspensión de aumentos en los precios del pasaje de transporte público, se mantienen las protestas en más de ochenta ciudades de Brasil, que tienen como objetivo pedir reformas directas al Gobierno central en los distintos servicios públicos.

Por su parte, la corresponsal de teleSUR en Brasilia, Graciela Requejo, informó que las manifestaciones que concentraron a más de 250 mil personas en la explanada de la Plaza de los Tres Poderes se "encuentran depredando los alrededores, la violencia es indetenible", en referencia a la serie de destrozos que llevan a cabo los manifestantes, arremetiendo contra los cristales de las infraestructuras adyacentes.

Las marchas se repiten en otras ciudades y carece de liderazgos identificados, comenzaron con la exigencia de revocar el aumento del precio en el boleto de autobús, metro y tren, pero pese a que se suspendió el aumento, se sumaron otros reclamos y denuncias, como la inversión que hace el Estado para la Copa Confederaciones y el Mundial 2014, a pesar de que este evento deportivo sea de gran importancia en cuanto al turismo.

Actualmente permanecen cerca de unos 30 mil manifestantes en la avenida de los ministerios, frente al Congreso, en la que hace una hora los manifestantes intentaron romper todos los cristales de la Cancillería. Sin embargo, la corresponsal en Brasilia, Graciela Requejo, informó que "ya está todo tranquilo, como se pidió al princio, de que fuera una protesta pacífica, aunque continúan gritando sus consignas"

Los cuerpos de seguridad que reprimen las protestas dependen de los gobiernos municipales, "se trata unos cinco mil efectivos policiales que custodian la zona para mantener la seguridad en el Palacio de la Cancillería", precisó la periodista.

Los Estados en Brasil son autónomos, con leyes propias, y son los encargados de brindar todos los servicios públicos, por lo que no dependen de decisiones del Gobierno Federal.

El analista brasileño, Beto Almeida, explicó a teleSUR que la presidenta Rousseff nunca envió a los cuerpos policiales a reprimir, sino que es evidente que hay "grupos oscuros y violentos, vinculados a sectores militares de la pasada dictadura, quienes se encuentran tras las convocatorias violentas de las protestas".

Sobre el perfil de la gente que protesta en Brasil, se trata de "gente joven, de clase media, que nunca ha participado en política", por lo que deben ser atendidas en un "debate democrático", en la que la presidenta Rousseff está completamente abierta, aseguró.


Descarga la aplicación

en google play en google play