Escúchenos en línea

Religiosos caribeños analizan los desafíos de la región

St. John''s. Agencia PL. | 18 de Febrero de 2014 a las 10:45

Grupos religiosos y políticos del Caribe abordaron aquí los desafíos que afectan a la región como la pobreza, el hambre y la violencia, y abogaron por una mayor integración para combatir esos males, divulgan este martes medios locales de prensa.

La Comunidad del Caribe (Caricom) celebró la víspera su primera Conferencia Regional Inter-religiosa en esta capital con la participación de líderes de organizaciones religiosas y políticas miembros de este bloque integracionista.

En su discurso de inauguración de la cita, el anfitrión y primer ministro de Antigua y Barbuda, Baldwin Spencer, recomendó el establecimiento de un mecanismo regional operado por organizaciones religiosas destinadas a abordar los problemas de los menos afortunados como la pobreza.

"El propósito de la conferencia es reavivar el espíritu de compañerismo entre los líderes religiosos de la comunidad", dijo.

De acuerdo con un comunicado, la cita también "tiene como objetivo desarrollar un marco para un proceso de consulta regional que facilite la participación adecuada de las organizaciones religiosas en el proceso de toma de decisiones en la Comunidad".

El gobernante criticó las diferencias entre las estructuras socio-económicas de los países en desarrollo y los desarrollados.

Spencer aseguró que las organizaciones religiosas desempeñan un papel significativo en el Plan Estratégico Regional y para el futuro del movimiento de integración.

En lo referente a la criminalidad expresó que "la construcción de una civilización moderna en el Caribe requiere de acabar con la conducta destructiva de los autores de la violencia que están causando un daño real a nuestros hijos y a nuestras comunidades".

Manifestó que en última instancia, esa situación daña la imagen de la región.

Al respecto catalogó de inaceptable la oleada de homicidios en algunos países del Caribe.

Por su parte, Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, enfatizó que el Caribe, con toda su fuerza y potencial, se ha vuelto un área peligrosa, e hizo referencia a la importación ilegal de drogas y armas pequeñas desde los Estados Unidos.

El Pastor Desmond James, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el sur del Caribe, dijo estar complacido de que los políticos regionales decidieran involucrar a los grupos religiosos en el futuro de la zona.

Al concluir, los organizadores del evento coincidieron en que esta conferencia reavivará el espíritu de compañerismo entre los líderes religiosos de la Comunidad y propiciará un proceso de consulta regional de las instituciones religiosas para participar en el proceso de toma de decisiones dentro de la Caricom.


Descarga la aplicación

en google play en google play