Escúchenos en línea

Policía militar ocupa otra favela en Río de Janeiro

Río de Janeiro. Agencia PL. | 22 de Marzo de 2014 a las 09:47

Fuerzas Especiales ocuparon varios barrios de la favela de Maré, en el norte de esta urbe brasileña, donde persiste este sábado la tensión por temor a nuevos choques entre policías y narcotraficantes.

Los efectivos de Batallón de Operaciones Especiales (BOPE), las tropas élites de la Policía Militar, reforzaron además la vigilancia de comunidades de Morro do Juramento, en Vicente de Carvalho, en Alemao y Manguinhos, aunque no se reportan alteraciones ni detenciones, según la secretaría municipal de Seguridad Pública.

Varios barrios marginales como el Morro do Chapadao fueron también ocupados y se mantienen bajo el control de unidades especiales, que realizan operativos en busca de armas y drogas.

La Policía Militar de Río señaló que estas acciones se registran en la parte norte de esta ciudad, con miras a capturar a grupos criminales que trafican estupefacientes y desean retomar el control de favelas pacificadas en los últimos dos años.

El comandante general de las Unidades de Pacificación, coronel Frederico Caldas, señaló que el ataque a una comisaría y el incendio de la misma en Manguinhos no fue un hecho aislado.

Rememoró que otras unidades policiales ubicadas en barrios de Arará, Mandela y Camarista/Méier también fueron e incendiadas en anteriores ocasiones, pero el uso de armas de fuego contra la comisaria en Manguinhos constituyó un hecho extremo.

Tal situación motivó la decisión del Gobierno nacional de enviar fuerzas militares a Río para garantizar la seguridad pública y contener la escalada de violencia en ese territorio.

El ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, quien se reunió la víspera con el gobernador de Río, Sergio Cabral, subrayó que el lunes próximo se celebrará una reunión de coordinación entre las autoridades cariocas y federales para enfrentar de manera conjunta a las organizaciones del crimen organizado.

Sin ofrecer detalles sobre el tipo de fuerza militar que será desplegado, ni la cantidad, ni donde operarán, adelantó que el ejecutivo adopta ya medidas para en caso de ser necesario actuar de inmediato en Río de Janeiro.

Cardozo afirmó asimismo que estos incidentes no afectarán la celebración de los partidos previstos en esa urbe del Mundial de Fútbol, competencia esta que contará con un "un excelente padrón de seguridad".

La investigación revela que el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Copiapó para hombres, es el penal más hacinado del país, al acoger 707 internos en un espacio construido sólo para 198 personas.

En la lista sigue la cárcel de Limache, con 84 plazas para 303 internos, y Santa Cruz, con 132 plazas para 303 personas.

El estudio resalta que un 54,4 por ciento de los encuestados afirmó que fue sancionado. De esta cifra el 91 por ciento fue recluido en celdas de aislamiento.

"Desde la óptica del derecho a la integridad, resulta preocupante la masiva utilización del régimen disciplinario", subraya el texto.

El INFH manifestó su preocupación por los numerosos hechos de violencia en las cárceles que terminan con pérdida de vidas.

"La situación del derecho a la integridad de las personas privadas de libertad es preocupante dado que las cárceles chilenas son espacios de extrema discrecionalidad y de ausencia de control, donde el uso de la violencia como forma de relacionarse y controlar a la población constituye una práctica arraigada en la cultura institucional", concluye.


Descarga la aplicación

en google play en google play