Escúchenos en línea

Partido Comunista de Puerto Rico advierte sobre la marginación social

San Juan. Agencia PL. | 12 de Mayo de 2014 a las 11:05

Los recortes presupuestarios proyectados por el gobernador Alejandro García Padilla, recetados por Wall Street, lanzará a la marginación social a miles de personas, advirtió este lunes el Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR).

Con los recortes de cerca de mil 350 millones de dólares, el golpe fuerte lo recibirán el Ministerio de Educación con 296 millones, 127 millones a las corporaciones públicas y 250 millones en nómina,y ante eso García Padilla debió haber declarado una emergencia social para poner a pagar impuestos al gran capital, afirmó la organización comunista.

"Con la ofensiva del capital financiero en contra de la clase trabajadora, más amplios sectores de nuestro pueblo seremos lanzados a la marginación con la aprobación del nuevo presupuesto colonial", expresó Alberto Torres, portavoz de la Comisión Política del PCPR.

Expuso que para este nuevo año fiscal 2014-2015, que comienza el 1 de julio próximo, el oficialista Partido Popular Democrático (PPD) no ha tenido reparos en implantar "las políticas de austeridad recetadas por Wall Street".

El dirigente comunista sostuvo que la política del PPD no es más que la continuación de la ofensiva del capital financiero contra la clase trabajadora a niveles nunca antes vistos.

Según Torres, la punta de lanza de esta ofensiva con la nueva Ley de Sustentabilidad Gubernamental, se eliminan importantes conquistas de la clase trabajadora como la acumulación de días por enfermedad y la posibilidad de aumentos salariales.

El portavoz de los comunistas puertorriqueños afirmó, además, que con el anuncio que hizo García Padilla de los nuevos horarios extendidos en las agencias de gobierno, que de primera impresión pareciera sensato, se aumentará la carga y horas de trabajo por el mismo salario.

Esta situación, expuso Torres, unida a la sangría de las jubilaciones que se avecinan, por el robo de los sistemas de retiro gubernamentales y la congelación de cientos de plazas, habrá un empeoramiento en las condiciones laborales y de la calidad de los servicios.

Estas medidas que pudieran parecer razonables representan, de acuerdo con el Partido Comunista de Puerto Rico, la profundización de la pobreza en el país ante la imparable alza en el costo de vida, sobre todo de los artículos de la canasta básica.

"La clase trabajadora organizada en sindicatos tenemos que renovar, no solo algunos de los líderes aburguesados, sino también las organizaciones de lucha económica desde una perspectiva clasista para dar al traste con toda esa burocracia podrida que atrasa el avance de nuestras luchas", dijo el PCPR al criticar a determinados dirigentes gremiales.

Precisó que "para comenzar a encaminarnos hacia el cambio social y político que intuitivamente cada día más y más sectores reconocen como necesario, serán fundamentales la formación de nuestra conciencia de clase y en la organización".

El dirigente comunista consideró ilegal la deuda de 73 mil millones de dólares que los bonistas de Wall Street han impuesto a esta isla del Caribe, bajo la dominación colonial de Estados Unidos desde 1898, porque ha sido asumida a nombre del pueblo por "gente que no representa nuestros intereses y porque se despilfarra el dinero en robo y pillaje".

"Próximo a cumplirse el 116 aniversario de la invasión yanqui recordamos que, con la llegada de la Infantería de Marina arribó a nuestras playas el poder de Wall Street y con ellos, la implantación por la fuerza de la tiranía del capital", subrayó el Partido Comunista de Puerto Rico.


Descarga la aplicación

en google play en google play