Escúchenos en línea

Pasión por el fútbol deja a un lado a la política en Brasil

Brasilia. Agencia PL. | 14 de Junio de 2014 a las 11:18

La pasión por el fútbol rebasa actualmente al ambiente político y otros anhelos sociales de los brasileños, que junto con miles de extranjeros disfrutan de esa fiesta deportiva denominada Copa del Mundo.

Los partidos registrados de esta primera fase, en especial el triunfo de la selección anfitriona, marcaron el inicio de los festejos en el deporte rey e impactaron de manera positiva entre la población, que ahora solo habla de fútbol.

Las celebraciones de los juegos iníciales impulsaron la pasión por esta competencia y derrotaron el pesimismo de quienes se opusieron y criticaron la Copa.

Para la presidenta del país, Dilma Rousseff, la celebración aquí de este torneo del orbe constituye un triunfo para todos, por lo avanzado en la construcción de estadios, aeropuertos, vías y carreteras.

Con la arrancada de la Copa, Brasil venció los principales obstáculos y creció al exhibir modernas instalaciones deportivas y arterias para el disfrute de los visitantes extranjeros y los nacionales, aseveró Rousseff.

Según medios sociales, la inauguración del Mundial en el Arena Corinthians, en Sao Paulo desarmó a los políticos que buscaban el caos, pues al contrario de previsiones alarmistas, no hubo paro de trabajadores de metro y la gente utilizó el transporte público para llegar al estadio.

La protesta registrada en la zona este de esa urbe fue superada por el show ocurrido en el césped del Corinthians, donde el autogol Marcelo, y los goles de Neymar y Oscar dispararon la adrenalina de los amantes del futbol, señalaron las fuentes.

Tampoco hubo problemas en Salvador de Bahía, donde una manifestación pasó casi inadvertida ante la impresionante caída del campeón mundial frente al fuerte y aguerrido plantel naranja.

Al igual que los brasileños, que visten en todos estos días la camiseta de su selección, colombianos, ecuatorianos, chilenos, croatas, españoles y holandeses, entre otros, pasean por Brasilia y otras ciudades sedes del mundial con banderas y atuendos con los colores que identifican a sus países.

Comentaristas del diario digital Brasil 247 estiman que el Mundial servirá para expandir la imagen del Brasil, que crece y lucha contra sus desigualdades y problemas sociales.

Otros medios locales destacan la invasión de mansajes y publicaciones en el Facebook con la Copa, al superar la cifra de 58 millones, lo cual confirma que el mundo observa a esta nación.

Y la fiesta deportiva continúa, pues para esta jornada están programados cuatro duelos: Colombia contra Grecia en Belo Horizonte, Uruguay-Costa Rica en Fortaleza, Inglaterra-Italia en Manaos y Costa de Marfil-Japón en Recife.


Descarga la aplicación

en google play en google play