Escúchenos en línea

Cristina Fernández agradece la solidaridad del G77 en conflicto por Malvinas

Santa Cruz, Bolivia. EFE. | 15 de Junio de 2014 a las 15:09

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, agradeció el domingo la solidaridad del Grupo de los 77 (G77) y China en el conflicto que su país mantiene con el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas.

Durante su intervención en el plenario de la Cumbre del G77 y China, que se celebra desde ayer en la ciudad boliviana de Santa Cruz (este), la mandataria agradeció la solidaridad del bloque "en este tema" y consideró "una vergüenza" que en el siglo XXI sigan existiendo "enclaves colonialistas".

Fernández hizo estas declaraciones al denunciar las prácticas dañinas del sistema financiero, las cuales, sostuvo, "no necesitan siquiera la forma colonial típica de los siglos XIX y XX".

"Que por cierto, siguen existiendo enclaves (colonialistas)", denunció la mandataria, quien detalló que la mayoría de los enclaves que persisten, casi una veintena, "pertenecen al Reino Unido", lo que consideró "una vergüenza".

Argentina reclama la soberanía de Malvinas, que está en manos del Reino Unido desde 1833, pero el Gobierno británico no acepta negociar y alega que la decisión corresponde a los malvinenses, los cuales en un referéndum, no reconocido internacionalmente, se pronunciaron en 2013 por seguir siendo británicos.

En abril de 1982 tropas argentinas desembarcaron en las islas, lo que desató una guerra con el Reino Unido que terminó con la rendición de Argentina en junio de ese mismo año.

En el conflicto murieron 255 británicos, tres isleños y 649 argentinos.

Argentina, según un comunicado de la Presidencia argentina, acudió a la Cumbre del G77 con la pretensión de lograr una declaración de respaldo sobre sus reivindicaciones territoriales por las Malvinas y otra sobre el litigio en Estados Unidos con los fondos de inversión especulativos, también denominados "fondos buitre".

El Gobierno argentino se mantiene "expectante" a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre la revisión de un fallo adverso para el país, que obliga al Estado argentino a pagar a los fondos litigantes 1.300 millones de dólares más intereses.

Los denominados "fondos buitres" adquirieron deuda argentina con altos tipos de interés y riesgo, con la esperanza de obtener importantes beneficios mientras Argentina atravesaba una severa crisis económica y social que llevó a declarar el cese de pagos a finales de 2001.

En los canjes de deuda de 2005 y 2010, Argentina logró una adhesión del 93 % de los inversores para reestructurar una deuda en mora inicial de 102.000 millones de dólares, con una quita del 65 %, fuertes ahorros en intereses y plazos de pago extendidos.


Descarga la aplicación

en google play en google play