Escúchenos en línea

Más de 600 uruguayos han sido estafados con el viejo cuento chino

Montevideo. Agencia PL. | 4 de Septiembre de 2014 a las 10:47

Unos 600 uruguayos se creyeron el "cuento chino" de rápidas ganancias y, tras invertir miles de dólares en una falsa empresa, quedaron en bancarrota.

Así lo denunciaron al diario El País dos de las víctimas de la estafa internacional, conocida como "World Capital Market 777 (WCM777), una cadena por Internet con cuenta bancaria en Hong Kong.

La empresa, que no tiene sede física, aseguraba en su literatura que se trata del "negocio del siglo XXI".

La estafa se propaga también de boca en boca, mediante "líderes" que aseguran haber invertido y percibido ya los beneficios de esa acción.

En Uruguay, un pastor evangélico del departamento de Soriano no identificado difundió entre sus fieles el mensaje del WCM777.

Yo deposité los ahorros de mi familia de siete años. Perdí todo. Ingresé al sistema aconsejada por el pastor, dijo Alicia González a El País.

Afirmó que, cuando debió cobrar los beneficios tras invertir 50 mil dólares, la empresa desapareció de Internet.

Otra víctima, Elizabeth Martínez, conoció a WCM777 cuando vivía en Estados Unidos. Allí, en una red de 50 uruguayos, invirtió dos mil dólares y quedó en ruinas.

Sé que hay otras redes de WCM777 en Uruguay. Todos perdimos. Nos estafaron, reafirmó.

La cadena, o red piramidal, promete ganancias anuales de 300 por ciento, entre otros beneficios, para quienes aporten sus ahorros al sistema y así comprometió a incautos en varios países del mundo.

Aunque el esquema no es nada novedoso, el uso de modernas tecnologías y un lenguaje alarmista sobre el inminente quiebre de la economía mundial movió a personas angustiadas a convertirse en "accionistas", mediante un depósito de dos mil dólares.


Descarga la aplicación

en google play en google play