Escúchenos en línea

«Súper Vázquez» ganó las elecciones en Uruguay

Montevideo. Por Mercedes López San Miguel/Página 12 | 2 de Diciembre de 2014 a las 10:48

El diario de derecha El Observador tituló “Súper Vázquez”, alertando que “lejos de amainar, la era progresista continúa con más poder que cuando se inició en 2005”, ya que el Frente Amplio –en su tercer mandato– liderado por Tabaré Vázquez tendrá mayoría parlamentaria. La realidad pareciera no ser tan lineal. La coalición de centroizquierda ganadora del ballottage del domingo agrupa a una docena de partidos, entre ellos a socialistas, comunistas, ex tupamaros y socialdemócratas que acordaron un programa de gobierno con una apuesta fuerte en educación, pero el debate de ciertos temas como política exterior, reforma judicial, política económica y legalización de la marihuana pondrá en evidencia las diferencias entre los sectores aliados con José Mujica y las corrientes más afines a Tabaré, así como el peso de cada liderazgo.

Una vez que la Corte Electoral confirmó el resultado (Tabaré Vázquez con 53,6 por ciento de los votos, 41,1 por ciento para Luis Lacalle Pou), comenzó la etapa de reacomodamientos al interior del Frente Amplio. Aficionado a las formalidades, Vázquez anticipó que en estos días tendrá una reunión con Lacalle Pou (hilando fino, podría entenderse como un mensaje a su coalición de que podría contar con otros apoyos). El Movimiento de Participación Popular (MPP), liderado por Mujica, se mantuvo por tercera vez como primera fuerza del Frente Amplio, con lo que tendrá una fuerte incidencia en el Congreso y capacidad de negociar carteras en el nuevo gabinete. Se da por descontado que Eduardo Bonomi, ex tupamaro, seguirá al frente de Interior; un dato no menor, teniendo en cuenta que la oposición hizo campaña con el tema de la seguridad. El vicepresidente electo, Raúl Sendic, será el responsable de encaminar los proyectos impulsados por el Ejecutivo, sin olvidar la alianza con el MPP y con los comunistas que lo impulsaron en el cargo.

Uno de los temas que diferenciará a Vázquez de Mujica será la relación con la Argentina y la región, advierte a esta enviada Mauricio Rabuffetti, autor de José Mujica. La revolución tranquila. “Mujica es un integracionista sudamericano, muestra voluntad de diálogo con la Argentina y cree que Brasil es el hermano mayor. En cambio, Vázquez es más pragmático desde lo comercial. En su primer gobierno planteó un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, y hoy, más allá de su discurso, buscará una apertura a otros mercados.”

Danilo Astori, el hombre ya anunciado para encabezar Economía, confirmó a Página/12 que el próximo gobierno planteará cambios en el Mercosur para que los socios puedan firmar acuerdos comerciales por fuera del bloque. Uruguay es observador de la Alianza del Pacífico y Astori, respondiendo a los pedidos empresariales, hará gestiones para que se avance en un acuerdo Mercosur-Alianza del Pacífico.

Otro asunto pendiente es la reforma de la Justicia, trabada por las discusiones dentro de la izquierda. Luis Puig, reelecto diputado, es uno de los frenteamplistas más convencidos de llevar adelante la iniciativa. “En Uruguay, el único poder que no se ha democratizado es el Judicial. La Suprema Corte tiene una serie de potestades que le dan un poder casi ilimitado: designan la remoción y la destitución de los jueces, la constitucionalidad o no de las leyes. La Corte Suprema se convirtió en un operador fundamental de la derecha. Por ejemplo, noso-tros avanzamos a nivel legislativo en un impuesto a la concentración de tierras, que recaudaría 60 millones de dólares. Pero el máximo tribunal falló en contra.”

En línea con lo que señala Puig, el Frente Amplio aprobó una ley que establece la imprescriptibilidad de las causas de derechos humanos, pero la Corte Suprema determinó que los artículos 2 y 3 eran inconstitucionales, lo que implica que los jueces penales que manejan causas vinculadas con la dictadura podrán resolver el archivo de los expedientes.

Para los próximos años, la coalición de centroizquierda se comprometió a aumentar a 6 por ciento del PBI en educación (hoy es del 4,8) y triplicar el porcentaje respecto del PBI dedicado a la investigación y la ciencia. El dilema entre mantener el equilibrio macroeconómico y aumentar el gasto público marcará los debates dentro del Frente Amplio. Los sectores más a la izquierda son críticos del crecimiento basado en la exportación de commodities, postulan diversificar la matriz productiva y gravar a los empresarios del agro. Cuesta encontrar a un frenteamplista que se manifieste en contra de la producción de celulosa. Más aún: es frecuente escuchar la frase “las papeleras llegaron para quedarse”.

Uno de los grandes interrogantes que se abre en la nueva etapa es saber qué hará el médico Tabaré con la ley de regulación del cultivo, distribución y venta de la marihuana, aprobada hace un año, pero aún en su etapa de instrumentación. A mediados de año se abrió el registro para autocultivadores, el mes pasado el de clubes de cultivo y aún resta poner en marcha la venta de cannabis en farmacias, con un máximo de 40 gramos mensuales por usuario. “No es liberalización”, aclara Milton Romani, embajador para temas de drogas y derechos humanos. “Estamos en la etapa de registrar a los autocultivadores (hasta seis plantas), se están conformando los clubes de cultivo como en España y falta implementar la distribución del cannabis en farmacias para todo mayor de 18 años que esté registrado.” Tanto Tabaré como Sendic se mostraron reacios a la ley, una bandera del gobierno de Mujica.

mercelopez@pagina12.com.ar


Descarga la aplicación

en google play en google play