Escúchenos en línea

Latinoamérica debe reconocer el trabajo de trabajadoras del hogar, dice embajadora

Managua. Agencias. | 2 de Diciembre de 2014 a las 11:40

"Es importante, fundamental y transcendente que todos los países reconozcan el trabajo de las amas de casa, de aquellas mujeres que sacrificadamente se quedan en casa para llevar alimentos sanos, cuidados a la familia", dijo la diplomática, escritora y también periodista.

Buenano, que participó en la redacción de la nueva Constitución ecuatoriana en la que promovió la inclusión de los derechos de la mujer a la equidad y paridad de género, consideró que las amas de casas deben ser reconocidas en la economía de cada país.

La diplomática hizo mención a ese tema porque el Parlamento de su país está por discutir una reforma a una ley para que las amas de casas ecuatorianas coticen a la seguridad social y tengan derecho a recibir una mensualidad cuando se jubilen.

Observó que de aprobarse esa ley, que impulsa y cuenta con el respaldo del Gobierno que preside el economista Rafael Correa, se beneficiarían a 1.5 millones de amas de casas en Ecuador.

"La responsabilidad no solo la tienen los Gobiernos, la responsabilidad la tiene también la sociedad civil, las tienen las mismas familias", valoró.

Criticó el hecho de que cuando se pregunta a los miembros de una familia, quién es el que trabaja en el hogar, responden de que es el padre, "porque el trabajo de la ama de casa, de criar, cocinar, lavar, limpiar y educar, no se considera un trabajo".

La sociedad debería de reconocer que el trabajo que realiza una mujer en el seno del hogar es el sostén de la económica y a su vez contribuye al desarrollo de ciudadanos, subrayó.

Buenaño abogó, por tanto, en que se debe educar a los más jóvenes para eliminar los roles sexistas que impera en Latinoamérica, con el fin de que no sea vea a la mujer como un ser de segundo plano en muchos aspectos de la vida.

En ese sentido, instó a educar en los roles, porque "los roles hacen daño y los seres humanos debemos de ser libres".

Antes de comenzar su carrera diplomática fue la mujer que obtuvo la votación más alta a nivel nacional en las elecciones celebradas en 2007 para la Asamblea Constituyente del Ecuador, de la que fue su primera vicepresidenta.

Buenaño es autora de "Mujeres Divinas", un libro que relata las historias que se repiten sobre las féminas que sufren violencia en una sociedad patriarcal como la de América Latina. 


Descarga la aplicación

en google play en google play