Escúchenos en línea

Derrota oficial por juicio político impactó en medios paraguayos

Asunción. Agencia PL. | 20 de Diciembre de 2014 a las 10:34

La fracasada celebración de juicio político a tres magistrados de la Corte Suprema de Justicia y la división que provocó en los partidos tradicionales impacto en el panorama político paraguayo durante la semana que termina.

La maniobra destinada a defenestrar como un primer paso a cuatro de los nueve jueces del más alto tribunal del país fracasó a pesar de la renuncia de Víctor Núñez, uno de ellos, al no poder lograrse por los partidos tradicionales los votos necesarios en la Cámara Alta para destituir a los tres restantes.

Según la oposición el intento de liquidar a los magistrados tiene varios objetivos todos vinculados principalmente a los intereses del oficialismo pero fue apresurado después que la Corte interpretó un articulado constitucional y declaró la inamovilidad de todos sus integrantes.

Las primeras razones, tanto del gobernante Partido Colorado como del Partido Liberal, se refieren a una renovación del tribunal para llevar adelante el tradicional cuoteo de esos cargos y desconocer la permanencia de los magistrados en sus cargos, colocando allí a personas de más confianza.

Para esto se pretendió utilizar el clamor popular por las denuncias de ineficiencia y corrupción generalizadas en relación al Poder Judicial presentando como una solución cesar en sus cargos a los jueces señalados.

El debate fue permanente y muy amplio durante toda la semana pero sorpresivamente para las cúpulas de colorados y liberales un grupo de sus senadores se mantuvo contrario a la orden de votar a favor del juicio a pesar de las públicas amenazas de sanciones en el seno de los partidos.

Paralelamente, otro sector de 10 senadores, cinco de ellos del Frente Guasú y los restantes de otras organizaciones progresistas reaccionaron en bloque demandando una verdadera reestructuración del Poder Judicial a todos los niveles que incluya el juicio a los ministros de la Corte con causales para ello.

Para sorpresa especialmente del gobierno cinco senadores colorados y tres liberales se unieron a ese bloque con igual pedido e hicieron naufragar el tan demandado juicio hasta iniciarse las vacaciones parlamentarias que se extenderán ahora hasta el próximo mes de marzo.

Así las cosas, los críticos del presidente Horacio Cartes señalaron no sólo el fallo de sus planes en este asunto sino el peligro de que el bloque ahora de 18 senadores, el cual puede decidir las votaciones en el Senado, consciente de su fuerza, siga unido para oponerse a más propuestas oficiales al Parlamento.


Descarga la aplicación

en google play en google play