Escúchenos en línea

Denuncias de corrupción tocan las puertas de políticos brasileños

Brasilia. Agencia PL. | 20 de Diciembre de 2014 a las 11:11

La denuncia esta semana de que políticos de partidos en el gobierno brasileño y otras agrupaciones están implicados en el esquema de corrupción en Petrobras originó alarma en sectores y grupos importantes del país.

Se trata de una noticia que suscita preocupación, pues podría originar crisis en poderes del Estado, en caso de que algunos de los envueltos en esta red de desvío de dinero, contratos inflados y entrega de propinas sea del ejecutivo, legislativo y otro ente nacional, destacaron analistas políticos.

En este sentido, consideraron que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, debe tener cuidado en la formación de su nuevo gobierno, para evitar cualquier anomalía en el inicio de su segundo mandato.

El Ministerio Público Federal anunció que las pesquisas a políticos presuntamente liados a este escándalo comenzarán en febrero próximo, pero la oposición ya se prepara para hacer mucho ruido, generar confusión y hasta buscar la salida del poder de Rousseff, a través de un juicio político, señalaron medios de prensa nacionales.

Se organiza asimismo una alianza entre fiscales, congresistas opositores y la gran prensa conservadora con miras a atacar sin piedad a la coalición en el gobierno y a la propia jefa de Estado, indicaron las fuentes.

Hasta el momento, solo se filtraron algunos nombres de políticos supuestamente envueltos en esa red por recibir propinas del dinero desviado por los contratos inflados de empresas constructoras con Petrobras.

Los líderes del Congreso se adelantaron y desestimaron cualquier vínculo con el esquema de corrupción en Petrobras, que involucra ya a 39 personas entre exdirectores de la petrolera y ejecutivos de importantes constructoras privadas.

En notas separadas los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, mostraron gran indignación por las acusaciones en su contra realizadas por el exdirector de Petrobras Paulo Roberto Costa.

Este exdirectivo es uno de los delatores de este escándalo y citó en sus declaraciones a la Policía los nombres de 28 políticos presunta y previsiblemente beneficiados con propinas de los fondos irregulares de la petrolera estatal.

Además de los máximos representantes del Congreso, Roberto Costa dijo que ministros del gobierno, gobernadores, ocho miembros del Partido de los Trabajadores e igual número de la agrupación del Movimiento Democrático Brasileño recibieron también propinas de ese esquema.

La lista incluye igualmente a 10 militantes de la organización Progresista (PP), uno del Partido Socialista y otro de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Por ello, se augura un complicado inicio del 2015 y se espera que las investigaciones y condenas de empresarios, exagentes públicos y otras personas sirvan de ejemplo para poner fin al mal de la corrupción en el país.


Descarga la aplicación

en google play en google play