Escúchenos en línea

Autoridades mexicanas ocultaron hallazgo de osamentas en Iguala

Ciudad de México. EFE. | 6 de Febrero de 2015 a las 16:01

Las autoridades mexicanas ocultaron el hallazgo de osamentas en fosas clandestinas en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, cuatro meses antes de la desaparición de 43 estudiantes a manos de policías y criminales, reveló el viernes el diario Reforma.

La Policía Federal dio a conocer el hallazgo de 100 osamentas en Iguala el 20 de mayo de 2014 al responder a una solicitud de información sobre fosas clandestinas y cuerpos encontrados en México entre 2013 y 2015 presentada por el rotativo el 19 de enero pasado.

Sin embargo, dicha corporación emitió anoche una tarjeta informativa en la que señala que el reporte de las 100 osamentas halladas el 20 de mayo de 2014 en Iguala es una "cantidad incorrecta" derivada de un "error humano", ya que debía decir 19.

Fuentes de la Policía Federal consultadas por Efe dijeron que "necesitan tiempo para precisar la información" y "no dar versiones erróneas que puedan confundir a la sociedad".

Hasta el momento, "no hemos encontrado ni boletines" relativos al hallazgo, admitió.

El 21 de mayo pasado una fuente de la fiscalía de Guerrero confirmó a Efe el hallazgo de nueve cadáveres en avanzado estado de descomposición en cuatro fosas clandestinas en Iguala.

La fuente dijo entonces que las osamentas fueron encontradas en el barrio Lomas del Zapatero tras una denuncia anónima y que seguían las labores de búsqueda de más restos humanos.

El 26 de septiembre pasado 43 estudiantes de la Escuela Normal (de magisterio) de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala tras ser atacados por policías locales corruptos que los entregaron al cártel de Guerreros Unidos.

Según el testimonio de algunos de los criminales detenidos desde entonces por este caso, los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos quemados en un vertedero de la población vecina de Colula.

Reforma señaló hoy que tras el hallazgo de las osamentas en mayo pasado no se abrió una investigación ni se citó a ninguna autoridad de Iguala, gobernada entonces por el alcalde José Luis Abarca, actualmente en prisión por su presunta participación en la desaparición de los 43 normalistas.

Este viernes fueron hallados 61 cadáveres en un crematorio privado abandonado en el balneario de Acapulco, ubicado a unos 200 kilómetros de Iguala, gracias a una llamada de los vecinos a las autoridades.


Descarga la aplicación

en google play en google play