Escúchenos en línea

Opositores radicales incrementan protestas en Haití

Puerto Príncipe. PL. | 8 de Febrero de 2015 a las 14:15

Opositores radicales optan en Haiti por el incremento de las protestas que agudizan la inestabilidad, a pesar de los llamados a la calma para poder celebrar elecciones que permitan superar la crisis política.

La víspera concluyó una semana de demostraciones callejeras con una marcha de seis mil personas que demandaban la renuncia del presidente Michel Martelly y del primer ministro Evans Paul y que exigían una rebaja de los precios de los combustibles.

Las confrontaciones callejeras fueron una constante en los últimos siete días y se iniciaron con una huelga de transportistas, por demás violenta, la cual pudo ser abortada por negociaciones entre el gobierno y los sindicatos que acordaron una progresiva rebaja de los combustibles.

Como parte de ese acuerdo se creó un comité de seguimiento al problema de los hidrocarburos con participación sindical en igualdad de condiciones y ese protagonismo calmó los ánimos de los organizadores del paro.

Pero el Gobierno aclaró que una disminución brusca de los precios podrá ser catastrófica, causar un deterioro de las condiciones económicas e impedir que continúen las políticas destinadas a mejorar las condiciones de vida de la población.

También las autoridades adoptaron un conjunto de medidas de austeridad que incluyen la prohibición de compras de nuevos vehículos oficiales, reducción de viajes al extranjero y viáticos para funcionarios, el racionamiento de gasolina de uso estatal mediante cupones y la limitación de gastos en sus misiones diplomáticas.

El Ministerio de Economía y Hacienda agregó que el Gobierno también tiene la intención de establecer un fondo de garantía destinado a las empresas de producción, y utilizar el mismo mecanismo para trabajar con los sindicatos del transporte en la modernización del sector.

El tema de los combustibles se debate después de ingentes esfuerzos de Martelly por solucionar la crisis política generada por la demora en celebrar elecciones.

La responsabilidad de ese retraso mayormente recayó en un parlamento donde seis senadores boicotearon todas las iniciativas gubernamentales obligando a la asamblea a ser incapaz de reformar la legislación hasta quedar disfuncional al vencer el mandato de parte de sus miembros.

Para superar la crisis, el mandatario nombró un nuevo primer ministro, creó un gabinete de coalición con opositores, instaló un tribunal electoral independiente y anunció para este año el sufragio.

Se conciben dos comicios este año, pues en el primer semestre se deben elegir senadores y diputados que permitan reactivar el Congreso, así como autoridades municipales y comunales. Y luego serán las presidenciales a fin de año.

Martelly aumentó las reuniones para poner en marcha el proceso electoral: el miércoles llevó el tema a discusión en el Consejo de Ministros, luego tuvo una sesión de trabajo con los líderes de los partidos políticos firmantes del acuerdo de crisis de 11 de enero.

También habló con los consejeros electorales sobre las disposiciones que deben adoptar y les criticó que aún no presentaran el cronograma, en tanto se espera que el jefe de Estado logre reunirse en los próximos días con los senadores que aún ejercen el cargo.

Todo ese esfuerzo responde al respaldo dado por las misiones del Consejo de Seguridad, la Organización de Estados Americanos y el Club de Madrid que en enero visitaron el país y llamaron a la estabilidad para poder celebrar pronto elecciones.

Pero los grupos radicales opositores Pitit Dessalines, Movimiento Patriótico de la Oposición Democrática (MoPod), Fuerza Patriótica por el Respeto a la Constitución (Fopark) y Fanmi Lavalás siguen fomentando las protestas.


Descarga la aplicación

en google play en google play