Escúchenos en línea

Oposición venezolana busca vías insurreccionales, según especialista

Caracas. PL. | 22 de Febrero de 2015 a las 12:10

La oposición venezolana carece de un mensaje que convoque, movilice o entusiasme a la población, por eso utilizan una estrategia subversiva e insurreccional, consideró el domingo el analista político y director de la encuestadora Hinterlaces, Oscar Schemel.

Como no tienen un liderazgo, buscan una estrategia insurreccional y crean matrices de opinión para hacer ver que el modelo fracasó y resulta necesario un cambio, señaló el especialista.

La idea es caotizar al país, generar un clima de neurosis en la sociedad, puntualizó en el programa televisivo José Vicente Hoy.

Según los más recientes sondeos, divulgó Schemel, el desabastecimiento es el problema más grave percibido por los habitantes de esta nación, le sigue la inseguridad y luego, la inflación, precisó.

En la actualidad, ocho de cada 10 venezolanos sienten más preocupación por la economía que por la política, mientras los niveles de incertidumbre generan malestar en la población, añadió.

La oposición -infiltrada por agentes de inteligencia foráneos- desarrolla una guerra política y psico-social porque quieren crear desasosiego y desprotección, explicó.

A juicio de Schemel, el gran adversario de la tendencia chavista no es la oposición, sino el voto neurótico pues ese ambiente puede incidir en las intenciones de los electores.

Pero el denominado chavismo (grupo que apoya al actual Gobierno) es la única fuerza cultural, social, simbólica y política existente en Venezuela, consideró.

Más que un líder, a la derecha venezolana le hace falta defender un mensaje y el ahora fallecido mandatario Hugo Chávez lo sabía, valoró el director de Hinterlaces.

Los partidos de oposición apenas tienen 18 por ciento de respaldo, en tanto el Partido Socialista Unido de Venezuela posee un 36 por ciento, acotó.

Reducir el descontento a través de una política económica que garantice niveles de abastecimiento de alimentos y medicamentos se impone ahora entre las prioridades, expuso.

El Gobierno necesita desmontar los nuevos códigos y repertorios de la guerra política y psico-social, concluyó.

Desde 2014, el presidente Nicolás Maduro denuncia que grupos de la derecha se dedican al sabotaje económico, el acaparamiento y la especulación para afectar la calidad de vida del pueblo y acabar con el respaldo al Gobierno.

Ante tal escenario, el ejecutivo venezolano impulsó una estrategia con sectores privados para elevar la producción y garantizar el pleno acceso a bienes indispensables, entre otras acciones.


Descarga la aplicación

en google play en google play