Escúchenos en línea

Inician proceso para reemplazo de contralor y subcontralor paraguayos

Asunción. Agencia PL. | 28 de Julio de 2015 a las 11:38

El Senado paraguayo iniciará un proceso para el reemplazo del contralor y el subcontralor de la República, cuyos mandatos concluyen en diciembre próximo, decisión divulgada este martes.

No obstante, para mañana tiene fijado ver para su análisis el pedido de juicio político a los funcionarios con esos cargos en la actualidad, Oscar Velázquez y Nancy Torreblanca, en ese orden, envueltos ellos mismos en un escándalo por corrupción.

La Mesa Directiva de la Cámara alta acordó con los líderes de las bancadas representadas comenzar los procedimientos correspondientes para dichos cambios y el próximo lunes, y por cinco días consecutivos, publicará en dos diarios de gran circulación nacional el llamado a concurso público para llenar las vacantes.

Cumplido ese tiempo, los candidatos dispondrán de 15 días para presentar sus hojas de vida y propuestas ante la Secretaría General del Senado, que más adelante tiene 58 fechas para estudiar y formar las ternas correspondientes, lo cual debe culminar el 16 de octubre, todos esos plazos establecidos por ley.

Pese a ello, continuará de manera paralela el trámite del juicio político solicitado por la Cámara de Diputados contra Velázquez y Torreblanca, por mal desempeño en sus funciones, quienes ocupan esos cargos desde 2010.

La Comisión de Asuntos Constitucionales, Defensa Nacional y Fuerza Pública tiene previsto sesionar mañana de forma extraordinaria y definir el reglamento correspondiente para llevar a cabo ese juicio.

Al respecto, el presidente de la Cámara alta, Mario Abdo Benítez, aseguró en su momento que ese asunto se ventilará de manera ágil para decidir lo más rápido posible la realización del proceso contra el contralor y la subcontralora.

Ambos están imputados por supuesta estafa, cobro indebido de honorarios e inducción a un subordinado a un hecho punible.

El escándalo se destapó al conocerse cómo la secretaria privada del contralor, Liz Paola Duarte, recibía honorarios de hasta 29 millones de guaraníes (cinco mil 800 dólares) en algunos meses, cuando un ministro del Gobierno promedia 24 millones (cuatro mil 800).

Ese salario estaba amparado por una cantidad exorbitante de supuestas horas extra de labor, lo cual se extendía a otros empleados de la Contraloría General de la República (CGR).

Duarte, candidata a Miss Paraguay en 2009 y a quien bautizaron como la secretaria de oro o VIP (persona muy importante, en inglés), y los demás funcionarios no poseen los títulos universitarios que los avalen para el desempeño de sus responsabilidades como profesionales con función administrativa.

De acuerdo con la Carta Orgánica y Funcional de la CGR, si el contralor general estuviera imposibilitado de ejercer lo reemplazará el director general de Asuntos Jurídicos de la institución, hasta tanto se designe el sustituto.


Descarga la aplicación

en google play en google play