Escúchenos en línea

Comunistas puertorriqueños condenan plan de ajuste fiscal

San Juan. Agencia PL. | 1 de Octubre de 2015 a las 10:12

El Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR) condenó este jueves la propuesta del Plan de Ajuste Fiscal del gobierno de Alejandro García Padilla, por considerar que está diseñado a la medida de un grupo de bonistas.

Además, a juicio de los comunistas puertorriqueños, con la propuesta se pretende crear las condiciones para elevar a niveles insospechados la explotación de las masas trabajadoras y desposeídas.

"El plan consiste en imponer severos recortes en servicios de salud, educación, transporte y privatizaciones a granel de gran parte de la infraestructura pública como mecanismo de reciclaje de la deuda", afirmó en declaraciones enviadas a Prensa Latina en San Juan.

El gobierno puertorriqueño busca establecer mecanismos para llevar a los acreedores a la mesa de negociación de una parte de la deuda pública de 72 mil millones de dólares que tiene al país al borde de la bancarrota.

Para la Comisión Política del PCPR se trata de un proceso de saqueo pues utilizarán partidas del presupuesto público en inversiones para infraestructura y destinar la mayor parte al pago de intereses de la deuda.

El proyecto utilizará cerca de dos mil 500 millones de dólares de recortes de gastos públicos y otros mil millones que se estima generarán con el propósito de remozar la infraestructura de las corporaciones estatales de electricidad y del agua para asegurar el pago a los bonistas, lo que representará cerca del 41 por ciento del total del presupuesto.

"La clase obrera y asalariada debemos darle una importancia de primer orden a la infame reforma laboral que contiene el plan, no solo en términos de sus consecuencias, sino también en las formas en que debemos organizarnos para combatirlas", expresó la organización.

La Comisión Política del Partido Comunista boricua afirmó que deben dirigir la atención hacia la propuesta Junta de Control Fiscal, no como un mero ente impuesto por los acreedores para asegurar la implantación del plan, sino como muestra de los mecanismos antidemocráticos que crea el capital para explotar a las masas trabajadoras.

"Esta junta desmonta crudamente la careta de todas las instituciones políticas de la colonia, sobre todo su sistema electoral, al colocar a un grupo de personas por encima de sus agencias gubernamentales con un poder de decisión dictatorial", sostuvo.

Para los comunistas puertorriqueños el golpe será de tal magnitud, que esta junta tendrá el control sobre el presupuesto, aspecto que se pelea anualmente la corrupta claque de politiqueros que administran la colonia cada cuatro años.

"Puerto Rico se ha convertido en un campo de batalla entre gangas de bonistas, donde las masas trabajadoras y desposeídas somos rehenes cuyo resultado no representará ningún adelanto a nuestros intereses", aseguró la Comisión Política del PCPR.

Añadió que no podemos dejarnos manipular por sus representantes en la colonia, los politiqueros de ambos partidos burgueses, en referencia al oficialista Partido Popular Democrático (PPD) y al anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), principal de oposición.

Rechazó "la lucha por reformas dentro del pantano electoral bajo las banderas de representantes de la pequeña burguesía, que solo pretenden utilizarnos como carne de cañón al capital y posicionarse favorablemente en la estructura de clases".

El Partido Comunista exhortó a la clase obrera, asalariada, las masas trabajadoras a erradicar todo individualismo de que "eso no me va a tocar a mí" para darse a la tarea de organizarnos políticamente como clase para poder hacer frente a estos planes.

Para los comunistas puertorriqueños es el momento de "construir consejos obreros que sirvan de instancia de trabajo colectivo y de organismos de base para un frente de masas que canalice y dirija la lucha popular contra el capital".


Descarga la aplicación

en google play en google play