Escúchenos en línea

Muestran más pruebas de supuesta corrupción contra presidente del legislativo brasileño

Brasilia. Agencia PL. | 2 de Octubre de 2015 a las 11:50

Nuevas evidencias de la supuesta complicidad del líder Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, en el escándalo de corrupción en Petrobras motivan este viernes llamados a abandonar ese cargo y silencio entre sus aliados.

El máximo representante de la bancada del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Chico Alencar, pidió a Cunha que dejara la presidencia de ese órgano y adelantó que presentará un recurso en su contra ante la comisión de Ética por mentir.

Tras calificar de inadmisible que colegas permanezcan en silencio "frente a un hecho de tanta gravedad", Alencar dijo que el dirigente del Congreso nacional no contestó ayer a su pregunta si tenía cuentas bancarias en Suiza, como confirmó la justicia de esa nación europea, según una nota divulgada por la Procuraduría General de la República (PGR)

Según la PGR, la justicia de Suiza envió a Brasil los registros de una investigación contra Cunha en la cual aparece como sospechoso de delitos de lavado de dinero y sobornos.

En marzo pasado, el representante de los diputados afirmó en una intervención ante la Comisión parlamentaria que indaga todo lo relacionado con el caso Petrobras que solo mantenía depósitos en bancos de Brasil.

De acuerdo con la legislación brasileña, tener cuentas en Suiza no es delito, pero debe ser declarada y según medios de prensa locales, Cunha no reveló que tenía dinero fuera del país al Tribunal de Justicia Electoral cuando presentó su candidatura en 2014.

La pesquisa suiza, iniciada en abril pasado, identifica cuentas bancarias a nombre del presidente de la Cámara y parte de su familia, y se presume que recibió fondos por aportar información privilegiada que favoreció la venta a Petrobras de un campo de crudo en Benín, África, lo cual constituye otro agravante en su contra.

Con la llegada de la documentación acusatoria, la Fiscalía brasileña prevé estudiar el caso y decidir si presenta una imputación contra el líder legislativo, quien fue mencionado ya por cinco empresarios liados al esquema de desvío de dinero y contratos inflados con la petrolera estatal brasileña.

Congresistas de varias bancadas anunciaron asimismo que esperan por los documentos y el visto bueno de la Corte Suprema de Justicia para demandar una acción contra Cunha, miembro de ala radical del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), opuesto al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Bloques de oposición que se aliaron a la máxima autoridad de los diputados para atacar a Rousseff, mantienen en silencio ante esa situación y descartan tratar el tema, lo cual despeja el camino para un aumento de la presión sobre el presidente de unas de las dos Cámaras del Congreso.


Descarga la aplicación

en google play en google play