Escúchenos en línea

Alertan sobre efectos de El Niño para cosecha cafetalera colombiana

Bogotá. PL. | 4 de Octubre de 2015 a las 14:19

Famosos por la excelencia de sus sembrados, los cafeteros de Caldas solicitan ayudas gubernamentales como entrega de fertilizantes y financiamiento para pequeños productores colombianos ante los efectos del fenómeno de El Niño, confirmaron este domingo  representantes del sector.

De acuerdo con directivos del gremio, después de recorrer los diferentes municipios del departamento constataron bajo rendimiento en la cosecha, debido a una disminución en su calidad.

Con anterioridad los cosecheros de café vaticinaron pérdidas para este año en comparación con el anterior por la incidencia de El Niño.

Tal evento conocido como Oscilación del Sur, suele atenuar el período lluvioso e influir en el aumento de las temperaturas, factores con secuelas nocivas para las plantaciones.

Cerca del 18 por ciento de la cosecha pronosticada para el segundo semestre de 2015 tendrá algún grado de afectación por la ausencia de precipitaciones, aseguró Roberto Vélez, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, quien explicó que las actuales condiciones climatológicas son propicias para la proliferación de plagas.

Entre las posibles consecuencias, sobre todo en zonas de poca altitud como el norte y sur del país, se contempla un descenso en la producción y el porcentaje de granos plenamente desarrollados, añadió el experto citado por el diario El Nuevo Siglo.

Tal panorama -dijo- reduce la calidad del café y los ingresos de los labriegos, concentrados principalmente en Caldas, Antioquia, Risaralda, Quindío y parte del Valle del Cauca.

Con El Niño tiende a haber problemas de broca y otras plagas, por lo que es preciso desplegar labores de saneamiento con un costo superior al planificado en épocas normales, precisó Vélez.

Colombia conserva la primacía en la producción de la variedad suave o arábiga, aunque conocedores afirman que sus suelos son óptimos también para el cultivo del tipo robusta.

Las siembras que se realicen en este segundo semestre deben ser acompañadas de sombríos transitorios para proteger la planta en el campo, especialmente en los meses que se han identificado van a ser los más drásticos por efecto de El Niño (diciembre-enero-febrero), comentó el dirigente.

Si El Niño tiene la intensidad anunciada hasta comienzos del año entrante, tendremos una situación compleja en materia de ingresos y costos de producción, consideró.


Descarga la aplicación

en google play en google play