Escúchenos en línea

Gobierno argentino espera respuesta de EE.UU. sobre reclamación de espía

Buenos Aires. Agencia PL. | 8 de Octubre de 2015 a las 12:45

El jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, expresó este jueves que el gobierno argentino espera de Estados Unidos una respuesta sobre el paradero del reclamado exjefe espía Antonio Stiuso luego que Interpol confirmó su viaje a Miami.

En un comunicado la agencia policial internacional corroboró que el exdirector de Operaciones de Contrainteligencia de la desmantelada Secretaría de Inteligencia del Estado viajó el pasado febrero con un pasaporte italiano desde la ciudad brasileña de Porto Alegre a Miami.

Las autoridades argentinas solicitaron el apoyo de la Interpol para ubicar a Stiuso a fin de citarlo a declarar en la causa judicial por el atentado terrorista a la AMIA en la cual los fiscales quieren precisar cómo fue su participación.

Aníbal Fernández dijo que la oficina de Interpol en Estados Unidos debiera ahora poner en práctica sus modos de actuar para conocer su paradero, es lo que corresponde.

El funcionario agregó que el gobierno argentino espera que el de Estados Unidos responda en consecuencia.

La Unidad Fiscal que investiga la voladura de la AMIA no pidió su detención ni Argentina reclama que sea extraditado. Solo se persigue determinar el paradero de Stiuso porque se le busca para que declare como testigo.

En la Cancillería se están revisando los tratados de colaboración judicial existentes entre Argentina y Estados Unidos porque en ellos están contemplados justamente los casos en los que la justicia de un país busca a un ciudadano que está en el otro, señala el diario Página 12. Por ahora, en Washington insisten en que deben librarse exhortos, lo cual obviamente demora el trámite.

Para el gobierno argentino, Stiuso no es un protagonista cualquiera, sino que formaba un equipo con el fallecido Alberto Nisman y tuvo relación con el regreso de este desde Europa y con la denuncia contra la Presidenta y el Canciller el pasado enero.

Además, en las últimas 24 horas de su vida, Nisman lo buscó en forma denodada lo cual genera suspicacia en los investigadores sobre qué tipo de relación tenían y cuál fue la influencia del exjefe espía sobre la pesquisa que realizaba Nisman y sus actos finales.

Revelaciones periodísticas apuntan a que Nisman actuó, por dinero, como operador del gobierno de Israel y se orientaba por la CIA y la Mossad para enfocar su investigación a inculpar a Irán por el atentado contra la AMIA.

Miembros de la comunidad judía argentina, en especial familiares de las víctimas le criticaban no responder a sus reclamos de precisiones en la causa.


Descarga la aplicación

en google play en google play