Escúchenos en línea

Sigue paralizado comercio entre Haití y República Dominicana

Santo Domingo. PL. | 11 de Octubre de 2015 a las 16:38

El comercio que fluía entre Haití y República Dominicana a través de la frontera terrestre sigue hoy paralizado por cuarto día debido a una huelga contra la decisión del gobierno haitiano de vedar la importación por esa vía de 23 productos dominicanos.

Comerciantes y camioneros de ambos países han bloqueado con vehículos todos los cruces que hacen posible el trasiego a Haití de mercancías desde las provincias de Jimaní, Pedernales, Elías Piña y Dajabón, a pesar de las pérdidas que eso implica.

Con la protesta intentan que las autoridades haitianas deroguen un decreto que desde el 1 de octubre prohíbe el paso terrestre de un grupo de mercancías, algunas de primera necesidad, y obliga a enviar esas exportaciones por vía marítima o terrestre, lo que encarece el trasiego.

Las autoridades haitianas han explicado la medida como una forma de garantizar el cobro de los impuestos, que se perdían por el contrabando y el pésimo funcionamiento de su sistema aduanero, y para controlar la entrada de productos en beneficio de sus empresas productoras.

La huelga se generalizó después que los comerciantes haitianos que compraban en el mercado binacional se manifestaron contra una nueva arbitrariedad pues comenzaron a ser despojados por sus propias autoridades también de mercancías cuyo paso no estaba prohibido.

Tuvo que ser reforzada la presencia militar dominicana en la frontera después de violentos incidentes ocurridos en Jimaní donde cinco personas fueron heridas de bala por un guardia fronterizo y porque la prohibición haitiana incentivó el trasiego ilegal de personas y productos.

Desde que entró en vigor la veda de productos dominicanos comenzaron a subir los precios en Haití: la bolsa de harina de 110 libras pasó de 32,75 a 35,64 dólares, la de frijol subió de 38,53 a 39,49 dólares, el paquete de arroz de 55 libras aumentó de 17,34 a 19,27 dólares y el trigo de 23,12 a 24,08 dólares, como ejemplo.

Los comerciantes haitianos del Este del país, que antes se abastecían de la frontera, ahora tienen que buscar sus productos a Puerto Príncipe o a Cabo Haitiano, lo que aumenta sus gastos de transporte y eso se refleja en los productos y afecta a los consumidores, que tienen que pagar más.

La Cámara de Comercio e Industria del Oeste de Haití apoya la medida gubernamental y niega que pueda ocurrir desabastecimiento del mercado, mientras la empresa Molinos de Haití dijo tener capacidad para surtir el mercado local con mil 200 toneladas de harina diarias.

Pero Alain Rodríguez, director del dominicano Centro de Exportaciones e Inversiones, consideró que para el gobierno haitiano resultará insostenible mantener esa veda porque no tienen capacidad de suplir esos rubros con la calidad y bajo precio que le ofrece República Dominicana.


Descarga la aplicación

en google play en google play