Escúchenos en línea

FAO se refiere a la situación alimentaria latinoamericana

Santiago de Chile. Agencia PL. | 4 de Noviembre de 2015 a las 11:38

La oficina regional de la FAO, con sede en Chile, dijo este miércoles que la inflación alimentaria en América Latina y el Caribe fue de 0,5 por ciento, un aumento de 0,1 puntos respecto al mes anterior.

En su más reciente Informe Mensual de Precios, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señaló que la inflación regional subió en septiembre tras haberse mostrado en los cuatro meses previos.

Así y todo, la FAO aseguró que los pecios de los alimentos disminuyeron con respecto a agosto en Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Paraguay y Perú.

Detalló que en particular los precios del pollo, el tomate y la cebolla aumentaron la inflación de varios de los países monitoreados de la zona, mientras la papa bajó en seis países.

De otro lado, la agencia de la ONU apuntó que el Índice internacional de precios de los alimentos presentó una leve alza de 0,8 % en relación con agosto.

El azúcar y los productos lácteos subieron, mientras que los precios de los demás productos básicos se mantuvieron cerca, o apenas por debajo, de sus niveles de agosto.

Al pormenorizar su reporte, la FAO expresó que en Costa Rica, el Salvador y Nicaragua se observaron tasas negativas de inflación alimentaria durante septiembre, de -0,1 % y menor al 0 por ciento, respectivamente.

En Guatemala, Haití, Panamá y Honduras la inflación alimentaria presentó una disminución en comparación a la del mes anterior. En México la tasa fue de 0,6 %, un aumento de 0,4, y en República Dominicana alcanzó 1,7 %.

Asimismo, informó que en Paraguay y Perú se observaron tasas negativas de inflación alimentaria, en tanto en Argentina, Chile y Uruguay las tasas de inflación alimentaria disminuyeron respecto a las de agosto, pero en valores positivos.

En Bolivia, Brasil, Colombia y Ecuador las tasas de inflación alimentaria de septiembre presentaron un aumento con respecto al mes anterior.

Al abordar otra problemática relevante, la FAO se refirió a las pérdidas y desperdicios de alimentos per cápita, que alcanzan los 223 kilos al año en América Latina y el Caribe.

Se trata de una cifra que los países quieren reducir a la mitad al año 2030 a través de una nueva Alianza Regional para la Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos.

Así lo manifestó Raúl Benítez, representante regional de la entidad, quien precisó que en un reciente diálogo sobre el asunto en Santo Domingo, los participantes acordaron con la FAO una estrategia para la reducción de pérdidas y desperdicios de alimentos.

La alianza en el área está en línea con los nuevos Objetivos de Desarrollo del Milenio y el Plan de Erradicación del Hambre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Con los alimentos que se desperdician sólo a nivel de la venta al detalle se podrían satisfacer las necesidades alimenticias de todas las personas que actualmente sufren hambre en nuestra zona geográfica, comentó Benítez.


Descarga la aplicación

en google play en google play