Escúchenos en línea

Grupo multinacional apoyará investigaciones sobre colombianos desaparecidos

Bogotá. Agencia PL. | 8 de Noviembre de 2015 a las 14:54

Forenses de España, Perú y Argentina se hallan en Colombia para respaldar la identificación de los cuerpos de desaparecidos durante el holocausto del Palacio de Justicia.

El Instituto de Medicina Legal (IML) decidió conformar un equipo de científicos provenientes de varios países para avanzar en esas pesquisas y satisfacer así el reclamo de los familiares de las víctimas, quienes esperan desde hace 30 años por que les sean entregados los restos de sus seres queridos.

Hemos invitado a ese colectivo de especialistas para ofrecer garantías a las familias reclamantes sobre la exactitud de las labores de reconocimiento, explicó el director del IML, Carlos Valdés, en declaraciones a la prensa.

Según el estudioso, en ese centro investigativo bogotano existen evidencias acerca de personas desaparecidas el 6 y 7 de noviembre de 1985 a raíz de los sucesos en el Palacio de Justicia, pero es preciso confirmar la identidad de cada uno de ellas.

En esa fecha integrantes del movimiento guerrillero M-19, ya desmovilizado, asaltó la sede del Poder Judicial, edificación recuperada luego por las fuerzas militares en medio de cruentos enfrentamientos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos responsabilizó en 2014 al Gobierno por el uso excesivo de la fuerza en esos momentos, pese a los llamados de cese el fuego proferidos por magistrados y otros testigos presenciales, quienes confiaban en la posibilidad de una negociación entre ambas partes beligerantes.

Adicionalmente culpó al Estado por el incumplimiento del deber supremo de proteger a la población y por violaciones como detenciones arbitrarias, torturas, tratos crueles y la desaparición de una docena de ciudadanos, los cuales sobrevivieron al fuego cruzado.

Los episodios de hace tres décadas ocasionaron la muerte a 94 personas, entre visitantes, magistrados, otros trabajadores del Palacio de Justicia, guerrilleros y uniformados.

Ha sido una larga y dolorosa espera, 30 años es demasiado tiempo, queremos saber la causa y en qué circunstancias murieron nuestros familiares y exigimos que nos entreguen sus despojos, declaró a Prensa Latina Miriam Suspes, hermana de David, quien laboraba como chef de la cafetería de esa institución en el instante de la tragedia.

El joven fue uno de los 12 desaparecidos en circunstancias aún ignoradas.


Descarga la aplicación

en google play en google play