Escúchenos en línea

Acciones de paramilitares en Colombia amenazan gestión de paz

Bogotá. Agencia PL. | 13 de Noviembre de 2015 a las 13:07

El Frente Amplio por la Paz (FAP) alertó sobre el peligro que representa para la tregua de las FARC-EP la persistencia de operativos castrenses en zonas donde radican esos insurgentes y el incremento del paramilitarismo, reseñaron este viernes televisoras colombianas.

Nos preocupa que puedan convertirse en provocaciones las actuaciones de uniformados dentro de los espacios en los cuales permanecen asentadas las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), afirmó el padre Alberto Franco, uno de los voceros del FAP en declaraciones a Canal Capital.

Desde el pasado 20 de julio ese grupo rebelde comenzó su sexta pausa combativa, decretada de manera autónoma con el objetivo de minimizar la victimización de la población civil y avanzar hacia el término del largo conflicto.

Adicionalmente instaron al Gobierno a responder de manera recíproca con un silenciamiento de todos los fusiles, medida condicionada por el presidente Juan Manuel Santos a futuros acuerdos en la mesa de concertación entre ambas partes beligerantes, con sede en Cuba desde 2012.

En su más reciente informe de veeduría el FAP exigió al Ejecutivo cumplir con el compromiso de promover el desescalamiento o reducción de la magnitud de la guerra y exhortó a progresar en la definición de los términos para establecer el cese el fuego bilateral y definitivo.

La reactivación o proliferación del fenómeno del paramilitarismo en al menos cinco departamentos de la nación fue otro de los flagelos denunciados por el Frente Amplio.

Hemos verificado que la presencia e influencia de esas bandas es similar a los niveles apreciados en 1990 y 2000, enfatizó Agustín Jiménez, otro de los portavoces de la convergencia de asociaciones encargada de supervisar el cumplimiento de la tregua proclamada por las FARC-EP.

En su último dictamen los veedores demandaron implementar políticas concretas que favorezcan el desmote de las organizaciones paramilitares, incluyendo investigaciones y sanciones a funcionarios y miembros de la Fuerza Pública que apoyan y colaboran con esas estructuras, dijeron.

Finalmente solicitaron garantías para la oposición política ante lo que llamaron patrón de persecución contra los integrantes de tales sectores, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Representantes gubernamentales y de las FARC-EP dialogan en la capital cubana para hallar una solución consensuada a la confrontación bélica, como resultado de tales encuentros acordaron agilizar las negociaciones en busca de un tratado pacificador y al mismo tiempo disminuir el impacto de la conflagración a lo interno de Colombia.


Descarga la aplicación

en google play en google play