Escúchenos en línea

Miles de mujeres paraguayas denuncian violencia

Asunción. Agencia PL. | 25 de Noviembre de 2015 a las 12:52

Mujeres pobres, excluidas, campesinas, indígenas, de diversas capas sociales paraguayas se manifestaron hoy en esta capital por la eliminación de la violencia contra ellas, que afirmaron es ejercida por el Estado.

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aprobado por la Asamblea General de la ONU en 1999 para celebrarlo anualmente cada 25 de noviembre, las paraguayas repudiaron las injusticias que sufren.

Una marcha organizada por un elevado número de agrupaciones opositoras se efectuó para expresar cómo luchan "contra esa injusticia estructural construyendo poder popular por una patria nueva, sin violencia contra las mujeres".

El Departamento Mujer del Partido Paraguay Pyahura (PPP), la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas, las Rebeldes del Sur de la organización Desde Abajo y la Central de Cooperativas de Viviendas de Ayuda Mutua del Paraguay son algunas de esas.

La profundización de la violencia contra las mujeres pobres, las injusticias, el feminicidio, el creciente número de niñas violadas que dan a luz o que abortan, son evidencias de la violencia estructural que ejerce este Estado contra las mujeres, sobre todo las pobres, según sus consignas.

De acuerdo con Dora Flecha, dirigente del PPP, es enorme la preocupación por la situación que atraviesan las mujeres en este país, tanto por la violencia del Estado como la de género, que se produce en la calle, en el trabajo y dentro de los hogares.

Para nosotras -agregó- violencia de Estado es falta de educación, de salud, el incumplimiento de leyes resultado de algunas reivindicaciones para las mujeres, como el Decreto que garantiza los controles prenatales y parto seguro, entre otras atenciones.

También repudiamos la no aprobación de la ley que permitiría a las trabajadoras domésticas acceder a un salario digno, y por todas esas reivindicaciones nos movilizamos, aseveró.

Otra dirigente femenina, Bernarda Pesoa, dijo a Prensa Latina que con las campesinas y las indígenas que son expulsadas de sus tierras se va acrecentando la pobreza en el país.

En esa expulsión, añadió, "las más golpeadas somos las mujeres, porque nos sentimos en un estado de vulnerabilidad en donde no hay trabajo, y cuando no hay trabajo generalmente tampoco hay educación ni salud, ni alimentos para nuestros hijos".

Hay muchísimas mujeres en el interior que mueren por parto y por falta de atención prenatal, no hay un buen cuidado en los hospitales para las indígenas, hay mucha discriminación por idioma y por cultura, aseveró.

Datos que pueden ser oficiosos, pero alarmantes al fin, indican que sólo de enero a octubre sumaron en Paraguay mil 629 casos de víctimas de violencia reportadas.

Cinco mujeres por día, aseguran cifras del Ministerio de la Mujer, fueron atendidas en ese periodo, es decir, un promedio de cinco por día, número considerado alarmante por ONU Mujeres Paraguay.


Descarga la aplicación

en google play en google play