Escúchenos en línea

Desesperación motivó a Cunha a abrir juicio contra Rousseff

Brasilia. Agencia PL. | 3 de Diciembre de 2015 a las 09:58

La decisión del líder parlamentario Eduardo Cunha de aceptar un pedido de juicio político contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, revela este jueves el desespero de un sospechoso de corrupción por salvar a toda costa su mandato.

Tal pronunciamiento fue realizado por el ministro de la Casa Civil Jaques Wagner, quien alertó sobre las circunstancias y coyuntura en que ocurrió la víspera este anuncio de Cunha, deslegitimado y debilitado por acusaciones de recibir fondos de sucios negocios con Petrobras.

Este autorizo de dar curso a la solicitud de enjuiciamiento se registró el mismo día en que el bloque del Partido de los Trabajadores (PT, en el gobierno) anunció que votará a favor de la continuación del proceso de destitución de la autoridad legislativa en el Consejo de Ética, donde enfrenta un proceso por presumible quiebra de decoro, subrayó.

Para Wagner, esta acción que carece de evidencias y bases legales y evidenció el desespero de quien, confrontado por imputaciones de presunta corrupción, está dispuesto a hacer cualquier cosa, incluido usar el chantaje y violar las leyes democráticas para salvar su mandato y satisfacer sus intereses.

A diferencia de Cunha, la mandataria del país no está implicada en actos de soborno, ni corrupción y no posee cuentas bancarias en Suiza sin declarar a la justicia electoral, aseveró.

El ministro adelantó que el ejecutivo usará todos los medios legales y legítimos disponibles para demostrar la fragilidad legal de esta maniobra irresponsable e imprudente.

Al igual que el titular, el jurista Miguel Reale Junior consideró que Cunha actuó movido por el chantaje para aceptar un pedido de juicio político contra la dignataria brasileña.

"No fue una coincidencia que Cunha haya decidido aceptar la petición en momentos en que diputados del PT decidieron votar a favor de su destitución en el Consejo (de Ética), (Eso) fue un chantaje explícito", enfatizó.

Voceros parlamentarios señalaron asimismo que el líder de la Cámara actuó sin pedir respaldo a su agrupación, el Partido del Movimiento Democrática Brasileño (PMDB), pues el jefe de bloque en dicha casa, Leonardo Picciani, censuró la decisión de su colega.

"Considero que él se equivocó en aceptar una solicitud de enjuiciamiento, pues no veo motivos jurídicos para esto", manifestó al destacar la necesidad ahora de movilizar a los grupos sociales y a toda la izquierda para enfrentar a la derecha, interesada en tomar el poder que no ganó en las urnas.


Descarga la aplicación

en google play en google play