Escúchenos en línea

CIDH pide a Estado colombiano protección para niños wayú

Bogotá. Agencia PL. | 18 de Diciembre de 2015 a las 10:20

En respuesta a la tragedia humanitaria sufrida por los niños wayú, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó a Colombia adoptar medidas cautelares a favor de infantes y adolescentes radicados en La Guajira, subrayaron este viernes noticiarios locales.

La sentencia de la CIDH corroboró denuncias de activistas y líderes aborígenes al aseverar que la carencia de agua potable y la desnutrición causaron la muerte a cuatro mil 770 pequeños durante los últimos ocho años, precisó RCN La Radio.

Tal organismo declara como muy vulnerables a los integrantes de ese pueblo, llamados hombres poderosos en lengua arahuaca, debido a las elevadas cifras de mortandad infantil, factor que en opinión de estudiosos podría amenazar la perpetuidad de esa cultura.

La Comisión consideró que los miembros de dicha sociedad nativa permanecen en situación de gravedad y urgencia, y que sus vidas e integridad personal están en riesgo por las causas antes mencionadas. En el reciente fallo pidió proteger a los habitantes de Uribía, Manaure, Riohacha y Maicao, todos situados en el caribeño departamento de La Guajira, castigado por una cruda sequía así como por la ausencia de sistemas de acueducto.

La CIDH solicitó al Estado colombiano asegurar la disponibilidad y accesibilidad de los servicios de salud, con un enfoque integral y culturalmente adecuado, con el fin de atender la desnutrición infantil.

Además lo insta a adoptar medidas para que los wayú puedan disfrutar de agua potable y alimentos en calidad y cantidad suficientes.

Esos hombres y mujeres que representan el 44.9 por ciento de la población radicada en La Guajira, perdieron valiosas hectáreas de tierra y el acceso al río Ranchería como resultado de la expansión de los programas mineros.

Estudios realizados por la universidad departamental revelan que el desempleo alcanza allí el 46.87 por ciento.

A pocos pasos de El Cerrejón, entre las reservas de carbón más grandes del mundo, ese pueblo originario vive una tragedia que pudiera poner en peligro su supervivencia luego de varios siglos de historia, alertó el semanario Voz.

Obreros del yacimiento hablan ahora de largas jornadas de trabajo bajo altas temperaturas, del no reconocimiento de enfermedades profesionales como la deshidratación de la piel y problemas auditivos, además de la exposición al polvo y a la ceniza.

Los lugareños responsabilizan al consorcio carbonífero, visto en un inicio como promisoria fuente de progreso y oportunidades para la zona, con otros desastres entre los que mencionan la extinción y contaminación de fuentes de agua usadas antiguamente.

Las explosiones con dinamita producen movimientos en la tierra que crean grietas y poco a poco secan los pozos del lugar, advirtieron expertos.


Descarga la aplicación

en google play en google play