Escúchenos en línea

Macri hace pie en el Congreso argentino

Buenos Aires. PL. | 10 de Abril de 2016 a las 15:32

Resultó una semana atravesada por las disputas judiciales que derivaron en la imputación del presidente argentino, Mauricio Macri, por su participación en varias empresas offshore, en medio del escándalo internacional en torno a los "Panamá Peppers".

Además, la exmandataria Cristina Fernández fue imputada en una causa por lavado de dinero que lleva a cabo el juez Sebastián Casanello, en la que también están siendo investigados el exministro de Infraestructura Julio De Vido y el empresario de la construcción Lázaro Báez, quien se encuentra detenido.

En este contexto, el Congreso fue escenario de algunas victorias legislativas para el oficialismo que lejos de despertar adhesiones de vastos sectores sociales, resultaron iniciativas muy cuestionadas; en particular, la decisión de introducir modificaciones a la ley de medios.

En una maniobra que se interpreta como un nuevo favor del Ejecutivo Nacional hacia el poderoso monopolio mediático Grupo Clarín, la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, debatida durante años y convalidada incluso por la Corte Suprema de Justicia, sufrió importantes cambios que prácticamente invalidan su objetivo.

De este modo, la obligación que pesaba sobre el Grupo Clarín de desprenderse de algunas licencias para evitar una posición dominante y monopólica en el mercado de las comunicaciones quedó en la nada. Es más, a partir de estas "correcciones" podrá ampliar los márgenes de sus empresas y dominar aún más al sector.

Estas alteraciones a distintas normas, se dieron en el marco de una sesión especial en la Cámara de Diputados, que trató una decena de decretos de necesidad y urgencia firmados por el presidente Mauricio Macri, durante el período de receso para los legisladores.

Como ocurrió con el proyecto de acuerdo con los Fondos Buitre, el bloque oficialista Cambiemos fue acompañado por diputados de espacios políticos opositores, como el Frente Renovador, el GEN y varios partidos provinciales. En tanto el Frente para la Victoria y los legisladores de izquierda votaron de manera negativa.

La polémica también se desató por la forma con la que el oficialismo derogó algunos tramos esenciales de la ley. Lo hizo con el sistema de votación de "mano alzada", y no con el sistema nominal [voto electrónico] tal cual fue sancionada en 2009. De esta manera, no puede saberse quién voto a favor ni los números finales del sufragio.

El Senado también tuvo su propia agenda de temas. El más importante fue la reunión de la Comisión de Trabajo y Legislación Laboral que recibió a los referentes sindicales de las cinco centrales obreras, en un encuentro que tuvo similares características a la producida en la Cámara Baja la semana pasada.

Los dirigentes gremiales volvieron a reclamar que el Congreso argentino declare la emergencia ocupacional frente al avance masivo de los despidos. También remarcaron que preparan una marcha conjunta para el 29 de abril, y no descartar realizar para esa fecha un paro nacional.


Descarga la aplicación

en google play en google play